Protestas radicales de trabajadores de salud, obra del gobierno

Magistrado de la Sala Superior del TEPJF
Progresividad de derechos políticos, efectiva si los jueces actúan con imparcialidad: González Oropeza
30 octubre, 2016
el-pinero-prenden-fuego
Prenden fuego a casa de la viuda del periodista asesinado en Tierra Blanca Veracruz
31 octubre, 2016

Protestas radicales de trabajadores de salud, obra del gobierno

Obra del gobierno

Las protestas de los trabajadores del sector salud se han ido radicalizando.

Obra del gobierno

Las protestas de los trabajadores del sector salud se han ido radicalizando.

Entrelíneas

Miguel Ángel Schultz

Las protestas de los trabajadores del sector salud se han ido radicalizando, por lo que cada día se ve más lejana, para el “Gobierno del Cambio” que preside Gabino Cué Monteagudo, la solución del conflicto en sus propios términos y se ha convertido en el mandatario que ha tenido el peor cierre de su ejercicio, con las arcas públicas vacías, protestas sociales desbordadas y la inseguridad creciendo en Oaxaca.

Desde las cañerías del Gobierno del Estado, se ha desatado toda una campaña de desprestigio contra las bases de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSS) y sus dirigentes y ex dirigentes, a quienes acusan de corruptos, por lo que dan cifras y datos sobre el negocio de los uniformes, lo que no es suficiente para explicar esta movilización.

Por eso en la guerra de estiércol emprendida por el propio gobierno, no se detiene a informar que los trabajadores del sector salud, no de ahora sino desde meses atrás e incluso años, su inconformidad con las políticas de los gobiernos federal y estatal, han estado presentes.

Esta fortaleza sindical no es nueva en Oaxaca, hay que recordar que los trabajadores de la salud de Oaxaca formaron parte de lo que fue la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO); que además la Sección 35 del SNTSS, se mantuvo en paro al lado de los maestros de la Sección 22, luego del intento fallido del desalojo del plantón en aquel lejano 14 de junio del 2006.

Pero tampoco se debe olvidar que contingentes de las gremiales de la Sección 28 en Oaxaca del Sindicato de Trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (STIMSS) también participaron en la APPO, al igual que los de la Sección 25 del Sindicato Nacional de Trabajadores del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (SNTISSSTE) y que hasta la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado, también participó en el estallido social del 2006.

De estas luchas pasadas adquiriendo experiencia y consistencia, está demostrando ahora el sector salud de Oaxaca, ello también explica el rechazo que existe en Oaxaca a la privatización del sector salud del país.

Fue tan poderoso el movimiento popular del 2006, que la onda expansiva y los vientos libertarios que generó pese a su derrota, echó al Partido Revolucionario Institucional (PRI) del Gobierno del Estado en los comicios del 2010, con Cué Monteagudo, que por desgracia le dio la espalda a los compromisos hechos con el pueblo de Oaxaca.

De acuerdo al despacho informativo de la agencia NOTIMEX, “el nuevo gobernador se comprometió a que no haya más represión ni acoso político. Planteó una política con mejor relación entre la sociedad y el Estado, con una democracia plural y más participativa”.

Que más evidencia de su fracaso como representante del Poder Ejecutivo de Oaxaca, que su gabinete incompleto y una de las secretarias que no tiene titular, es la de Salud, desde el 10 de junio del 2015, es decir que desde hace 16 meses está sin cabeza el sector salud, con graves denuncias de saqueo de los recursos públicos, destinados a conservar la salud del empobrecido y traicionado pueblo oaxaqueño, pero de esto no dicen nada quienes desprestigian a los sindicatos en sus protestas, que por radicales, efectivamente afectan a la sociedad.

@MiguelAschulz

oaxacaentrelineas@gmail.com