Ante señalamiento de corrupción, “ni los veo ni los oigo”, Gabino Cué

Candidato del PT a la gubernatura
Benjamín Robles radicaliza elección a gobernador, pide cárcel para Gabino Cué
29 marzo, 2016
Atenderá oportunamente las resoluciones
Dará IMSS respuesta oportuna a la resolución del INAI en el caso del Hospital Regional 1 de Culiacán, Sinaloa
30 marzo, 2016

Ante señalamiento de corrupción, “ni los veo ni los oigo”, Gabino Cué

Gabino Cué Polideportivo

Entrelíneas

Gabino Cué Polideportivo

Ante señalamiento de corrupción, “ni los veo ni los oigo”, Gabino Cué 

Miguel Ángel Schultz

“Yo no soy el que está en campaña, ni voy a responder a ningún tema que venga de cualquier candidato” expresó ayer el gobernador Gabino Cué, al ser interrogado por periodistas sobre los graves señalamientos del desvió en su administración de 10 mil millones de pesos, que denunció Benjamín Robles Montoya, candidato a gobernador, por el casi inexistente en Oaxaca, Partido del Trabajo (PT).

La respuesta del mandatario estatal es similar a la declaración que hizo el ex presidente de México, Carlos Salinas de Gortari, cuando en noviembre de 1994, declaró ante las protestas del PRD en un último informe de gobierno: “ni los veo ni los oigo”.

Lo expresado por Gabino Cué es un desplante de insensibilidad y hasta de soberbia, porque no es sólo lo dicho por un candidato a gobernador, sino que también hay señalamientos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) de que existe opacidad en el manejo de las finanzas públicas. Incluso un alto ex funcionario de su gabinete, Bernardo Vázquez Colmenares, está siendo citado por la Procuraduría General de la República (PGR), para que rinda cuentas de los dineros que manejó siendo director general del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

Bernardo Vázquez Colmenares ex director del IEEPO

Bernardo Vázquez Colmenares ex director del IEEPO

Desde agosto del 2014, la PGR inició la averiguación previa UEIDFF/FISM12/307/2014 contra Vázquez Colmenares por supuesta defraudación fiscal que asciende a 101 millones 937 mil 966 pesos. A la que se suma la investigación de la ASF, que lo busca por el desvío de 364.5 millones de pesos en recursos federales destinados a la educación y que utilizó para saldar deudas administrativas, según trascendió la semana pasada.

Lo detectado por la ASF no es un problema personal de Vázquez Colmenares, sino de la administración de Gabino Cué, ya que la auditoría determinó que esa cifra se considera un daño al erario y planteó que el gobierno estatal tiene que devolver esos recursos, más intereses, que el IEEPO destinó a fines distintos a los que tiene el FAEB.

Trascendió que la ASF detectó que el gobierno de Oaxaca destinó mil 66 millones de pesos del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal (FAEB) en 2014 –que fue de 15 mil 700 millones de pesos en la entidad– para cubrir un hueco en las aportaciones al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), así como a ‘‘pagos indebidos’’ a comisionados de la sección 22 del SNTE, a profesores que también tenían un cargo de elección popular e incluso a cumplir adeudos de 2013.

En respuesta, el ex director del IEEPO, que lo fue hasta junio del 2012, aclaró a través de su cuenta de Twitter que “La investigación de la PGR concluyó en 2015 dándome la razón. Mi gestión en el #IEEPO fue escrupulosa y apegada a derecho” y anticipó que se pondrá a disposición de la ASF, ayer martes, “para solventar las dudas que tenga ese órgano, de acuerdo con lo publicado en un diario nacional (Reforma).

En otra investigación de la ASF, en febrero del año pasado dio a conocer que detectó un presunto daño al erario público federal por 375 millones 389 mil pesos en los Recursos Federales Transferidos a través del Acuerdo de Coordinación Celebrado entre la Secretaría de Salud y el estado (Seguro Popular), en el ejercicio fiscal 2013.

Sin embargo, la respuesta de Gabino Cué a los señalamientos de desvíos de recursos, no sólo la dirige a Robles Montoya, sino echa en el mismo saco a los otro siete candidatos a gobernador que participan en los comicios en cursos, lo que hace ver que en la fase terminal de su mandato, no le interesa mantener una actitud de diálogo con los que buscan el respaldo popular, para conducir los destinos de Oaxaca en los próximos seis años, menos le importa aclarar dudas a la sociedad, porque de ser así su respuesta pudo haber sido otra.

Para muchos, Robles Montoya es un malagradecido, traicionero y desleal, ya que formó parte del circulo de poder Gabino Cué, desde que fue presidente municipal de Oaxaca, por lo que no vale la pena tomar en cuenta sus acusaciones, pero tal indiferencia solo viene a minar más la credibilidad que aún le queda  al Gobierno del Cambio.

Entrelíneas

A días de iniciar el periodo de campañas a gobernador en Oaxaca, el periódico “El Financiero”, dio a conocer que de acuerdo a una encuesta que realizó, Alejandro Murat de la coalición “Unidos hacemos más” (PRI-PVEM-NA) y del PES, se encuentra en el primer lugar de las preferencias de intención del voto, con un 35 por ciento.

En tanto José Antonio Estefan Garfias, candidato de la coalición PAN-PRD “Con Rumbo y Estabilidad por Oaxaca (CREO), esta con el 26 por ciento.

En el tercer lugar se encuentra el candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) con el 15 por ciento de aceptación.

En cuarto sitio se encuentra Robles Montoya del PT con el 14 por ciento de las preferencias.

El 27 por ciento de los consultados no reveló su preferencia.

De acuerdo al sondeo realizado por “El Financiero” entre mil 20 personas y que tendría una efectividad de +/- 3.1 por ciento.

Asimismo, de acuerdo a ese estudio, empleo y combate a la pobreza son los temas más importantes que debe atender el próximo gobernante de Oaxaca con el 35 y 24 por ciento de los entrevistados respectivamente, ubicándose en tercer lugar el tema de la educación con el 19 por ciento.

El 40 por ciento de los encuestados aprueba el desempeño de Gabino Cué, y el 54 por ciento desaprueba su gestión, 6 por ciento no contesto.

El 79 por ciento de los encuestados dijo tener “poco o nada” interés en el proceso electoral del estado y únicamente 20 por ciento respondió “mucho o algo”.

La Reforma Educativa cuenta con el 41 por ciento de aprobación, frente a un 37 por ciento que se manifestó en contra.

El 55 por ciento se manifestó a favor de la evaluación docente frente a un 28 por ciento de opiniones desfavorables.

De acuerdo a la encuesta, sólo el 28 por ciento de los encuestados dio opinión favorable a la CNTE, con el 43 por ciento que se pronunció en contra.

 

@MiguelAschulz

oaxacaentrelineas@gmail.com