Instalan en Prosoc sensor de “red atrapa sismos” de la UNAM para estudiar actividad sísmica en la zona

Entregan cheques
Entregan cheques de mejoramiento barrial por un monto global de más de 11 mdp
18 abril, 2013
Secretaria de Desarrollo Social
Ordenan remoción del delegado de Sedesol en Veracruz y de seis funcionarios más
18 abril, 2013

Instalan en Prosoc sensor de “red atrapa sismos” de la UNAM para estudiar actividad sísmica en la zona

Intslan en Prosoc

Ésta es una herramienta más para la Ciudad de México en materia de siniestros

Intslan en Prosoc

Ésta es una herramienta más para la Ciudad de México en materia de siniestros

México, DF.- La Procuraduría Social (Prosoc) del Distrito Federal y el Instituto de Geofísica de la UNAM instalaron el Sensor de la “Red Atrapa Sismos” a fin de incorporarse a la red sísmica más grande del planeta y entender mejor los procesos que ocurren antes, durante y después de un movimiento telúrico.

La computadora participante envía los datos recabados por el sensor directamente a la red instalada en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para ser procesados y localizar las zonas de riesgo y la magnitud del mismo.

El titular de la Prosoc, Alfredo Hernández Raigosa, destacó la importancia de la instalación, aunado a una serie de simulacros que realizarán en instalaciones de la Prosoc y en unidades habitacionales del Distrito Federal.

El funcionario capitalino recalcó que ésta es una herramienta más para la Ciudad de México en materia de siniestros, en este caso de sismos, lo que permitirá generar una cultura de la prevención.

“En la Ciudad de México tenemos antecedentes muy claros como lo del terremoto del 1985 que dejó huellas muy marcadas y esto nos permitirá tener una cultura de la prevención y evitar muertes”, sostuvo el funcionario capitalino.

Por ello, resaltó que paulatinamente se irán instalando dichos sensores en las unidades habitacionales de la capital a fin de realizar el estudio correspondiente y mantener la cultura de protección civil entre los condóminos; “a partir de junio se realizarán simulacros en las unidades habitacionales que permitirá generar la cultura condominal en materia de desastres y protección civil”.

A su vez, el investigador del Instituto de Geofísica de la UNAM, Allen Husker, subrayó la importancia de la colocación del “Acelerómetro” en zonas como ésta, debido a la ubicación de la Ciudad de México edificada en un lago, lo que la hace más vulnerable a los movimientos telúricos.

Por ello consideró importante que en edificios públicos y unidades habitacionales se instalen sensores como éste, que no son propiamente una alarma, sino un monitor que ayuda al estudio y comprensión de los sismos como fenómeno natural.