Parlamentarios de América Latina se pronuncian por una izquierda unida en la región

Estudiante de Gastronomía de la UTVCO
Estudiante de Gastronomía de la UTVCO se capacita en St. Petersburg, Florida
31 julio, 2015
Escritor
Llega Antonio Guadarrama a la FUL 2015 desmitificando “héroes” y “villanos” prehispánicos
31 julio, 2015

Parlamentarios de América Latina se pronuncian por una izquierda unida en la región

Foro Sao Paulo

Manifestaron la necesidad de combatir la corrupción e impunidad

* Expresan preocupación por división de partidos de esta corriente política en México y Colombia; advierten de movimientos falsos de izquierda
* Legisladores mexicanos pedirán explicación al gobierno federal por expulsión de asambleístas que participarían en el Foro

México, DF, 31-jul-2015.- Durante el IV Encuentro Parlamentario del Foro de Sao Paulo, que se realiza en el Senado de la República, legisladores se pronunciaron a favor de la unión de los partidos de izquierda en América Latina, especialmente en México y Colombia, y manifestaron la necesidad de combatir la corrupción, la impunidad y delitos como la desaparición forzada en la región.

Al impartir una conferencia magistral, Gabriela Montaño Viaña, presidenta de la Cámara de Diputados de Bolivia, dijo que los gobiernos de izquierda en América Latina deben preocuparse de que en países como México y Colombia los partidos de esta corriente política estén divididos.

Advirtió que mientras la izquierda no genere espacios de unidad estará “relegada en una esquina, en el ámbito del manejo del poder”, por lo que este foro debe tener la tarea básica de dar condiciones para que esos partidos puedan sentarse en una misma mesa y empujar su unidad.

Hizo notar que la derecha en el continente se ha renovado, muestra una cara “joven” y “exitosa”, busca desideologizar a la población, así como eliminar y suprimir la política. Advirtió además que sin ética y sin pensamiento ideológico las propuestas de la izquierda se caen.

Montaño Viaña subrayó que los representes de esta corriente deben ser distintos en el manejo de la administración pública y tener mano dura contra la corrupción al interior de sus partidos, pues de lo contrario no habrá diferencia entre ellos y la derecha.

En su turno, la diputada Nidia Díaz, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) de El Salvador, se pronunció por fomentar grupos de amistad entre congresos y una red de parlamentarios que, entre otros propósitos, permita combatir la corrupción, impunidad y la desaparición forzada.

A decir de la legisladora salvadoreña, los países deben apoyarse en la difusión de lo que sucede en cada una de las naciones, desarrollar la diplomacia parlamentaria que permita fortalecerlos y enfrentar la contraofensiva imperial del neoliberalismo.

Comentó que en El Salvador se promueve un cambio mediante la revolución democrática que busca “ropajes” de sensibilidad para priorizar las necesidades de la sociedad en materia de agua, luz, salud, entre otros, señaló.

Díaz agregó que su país cuenta con mecanismos de diálogo y concertación, que se dividen en consejos nacionales de seguridad ciudadana y convivencia, educación, empleo y producción. Lo que se pretende, dijo, es contar con un país seguro, productivo y educado.

Andrés Castro Alegría, integrante de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, dijo que la isla está convencida que la única opción para avanzar frente a los nuevos retos y a colosales poderes imperiales, trasnacionales y mundiales, es a través de la unidad en la diversidad de la región y su capacidad de multiplicar de forma creativa la solidaridad entre las fuerzas del cambio y el progreso.

Indicó que aún persisten graves insuficiencias y desigualdades internas en cada uno de los países, a lo que se suma un escenario complejo, en el que los gobiernos de izquierda también están enfrentando la labor que realiza el imperialismo norteamericano y la derecha interna.

Por ello, ratificó que la Asamblea Nacional prioriza la necesidad de construir nuestra propia visión sobre los sistemas económicos, los patrones de producción y consumo, la relación entre crecimiento económico y el desarrollo y la eficacia de los modelos políticos.

Es necesario superar las brechas estructurales para asegurar educación gratuita y de alta calidad, igualdad de oportunidades, lograr el ejercicio pleno de los derechos humanos de todas las personas e incrementar la solidaridad y defensa de los intereses de El Caribe, puntualizó Castro Alegría.

Gustavo Gabriel Di Marzio, diputado de Argentina, apoyó la propuesta de conformar una red de parlamentarios donde se compartan experiencias de éxito, e impulsar leyes en cada una de las naciones que permitan atender con urgencia la crisis financiera mundial.

“Los latinoamericanos debemos tener soluciones latinoamericanas” por encima de los intereses del capitalismo financiero, que pretende hegemonizar a las naciones para establecer una nueva fase de acumulación, con un costo de menos empleo y más pobreza en Latinoamérica, enfatizó el legislador argentino.

Di Marzio recordó que el papa Francisco planteó que para salvar a los países latinoamericanos se necesita contrarrestar los males económicos que los ponen en riesgo, además de adoptar la llamada política de las tres “T”: trabajos con derechos, tierra para los campesinos, y tierra urbana para vivienda digna en zonas urbanas.

Posteriormente, el senador mexicano Luis Humberto Fernández Fuentes destacó que actualmente existe un fenómeno donde vemos izquierdas emergentes “que parecen de izquierda, pero no lo son; es el maquillaje y la usurpación de las ideas”.

Así como la comida chatarra llena pero no nutre, también hay movimientos que parecen de izquierda pero no tienen ningún contenido, están huecos y solamente se basan en la mercadotecnia para competir en sus propios mercados, mencionó el legislador del Partido de la Revolución Democrática.

La legisladora Valeria Silva, de Bolivia, hizo un llamado las izquierdas de Latinoamérica a cambiar la agenda para consolidar la base material que sostenga el cambio con medidas económicas comunes, en materia de migración, educativas y especialmente para los jóvenes.

Manifestó su solidaridad en el caso de los 43 estudiantes desaparecidos y pidió al Estado mexicano dar una explicación al pueblo latinoamericano y a las familias “que han tenido que soportar la impotencia de saber que es probable que no vuelvan a ver a sus hijos”. No se debe aceptar una desaparición más, en donde, en muchos casos los gobiernos están vinculados por acción u omisión, expresó.

El senador Luis Sánchez Jiménez denunció que Floren Aoiz y Asier Altuna miembros del partido político vasco llamado Sortu, fueron detenidos en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y después expulsados hacia España; en tanto, que a Leónidas Zurita, asambleísta de Bolivia, del Partido Movimiento Real Socialismo, no se le otorgó la visa para ingresar a México.

Estas tres personas venían a los trabajos de este foro, que es la reunión más importante de partidos y organizaciones de izquierda de Latinoamérica, por eso es que no podemos dejar de pasar el hecho de manifestar nuestra extrañeza, desconcierto y nuestra condena a este hecho lamentable en el que se ha impedido que estén presentes, apuntó.

Hizo un llamado a los legisladores mexicanos para elaborar un documento conjunto, a fin de exigirle al gobierno mexicano una explicación puntual de estos hechos, “ya que nos parecen una intromisión a la realización de los trabajos de este foro”.

La legisladora de Brasil, Alice Mazzuco Portugal, llamó a que la unidad se extienda a las organizaciones sociales, intelectuales y de la cultura, a fin de fortalecer la defensa de los estados de Latinoamérica, no sólo frente al estancamiento de la economía mundial, sino también a la fuerte corrupción con la que se pretende debilitar a las naciones de la región.

A su vez, la diputada de Nicaragua, Eda Medina, consideró que es precisa la unidad de los partidos de izquierda en el continente, con el objetivo de construir una nueva sociedad que impulse la solidaridad permanente entre las personas.

Del PRD, el diputado Carlos de Jesús Alejandro se pronunció a favor de abrir más espacios de participación y representación política de los pueblos indígenas, que en México a pesar de contar con 62 pueblos reconocidos y 15 millones de indígenas, su participación es limitada y vulnerable.

La diputada Aleida Alavez Ruiz, del PRD, llamó a la construcción de herramientas que permitan la revocación de mandato de mandatarios que no cumplan las expectativas generadas. “Ahora se antoja la revocación del mandato del presidente del país; Enrique Peña Nieto tiene que ser sometido a una consulta, a un referéndum, porque no puede ser posible que nos siga gobernando quien es responsable de tantas masacres en este país”, señaló.

Reconoció la responsabilidad de su partido: “Me avergüenza decirlo, pero la izquierda no ha estado a la altura de las demandas frente a las terribles tragedias que vive el país: Ayotzinapa, Tlatlaya, la fuga del Chapo que ha provocado la burla internacional”, temas a los que sumó el crecimiento de la pobreza.

También, aceptó que, a causa de su división interna, una parte del PRD respaldó la aprobación de reformas estructurales, que fortalecen intereses de capitales trasnacionales por encima del bienestar de la población, por lo que convocó a los legisladores latinoamericanos a convertirse en embajadores del llamado a la unidad de las izquierdas en México.

El asambleísta ecuatoriano, Fabián Solano, destacó que se creó una Constitución en su país basada en una reforma profunda a la estructura del Estado, en un modelo económico alternativo al neoliberalismo y en un estado de derechos. Así, se constituyó una Asamblea Nacional que cuenta con la participación de la ciudadanía en la formulación de las leyes.