Piden apoyo a Congreso de Oaxaca para rescatar al Instituto Estatal de Educación para Adultos

Piden apoyo a Congreso de Oaxaca para rescatar al Instituto Estatal de Educación para Adultos
enero 15 20:44 2014 Imprimir esta nota

Director General del IEEA

El costo-beneficio se estima en mil 825 pesos por educando

* En el IEEA hay serios problemas, reconoce José Manuel Bermúdez Hernández
* Afirma que el analfabetismo es una dificultad social grave que no puede ser combatida sólo por ellos

San Raymundo Jalpan, Oax.- Tras reconocer que el analfabetismo es un problema social grave en Oaxaca y el Instituto Estatal de Educación para los Adultos (IEEA) no podrá combatirlo por sí sólo, el director general del organismo descentralizado del Gobierno estatal, José Manuel Bermúdez Hernández, pidió el apoyo de la LXII Legislatura del Estado para subsanar esta situación.

Al comparecer este miércoles ante el pleno legislativo, en sesión extraordinaria que inició a las 14:00 horas y concluyó a las 15:30 horas, dio a conocer un informe de seis cuartillas con cifras que, reconoció, “no son alegres, sino con plena conciencia de que en el IEEA hay serios problemas”.

Aceptó que el programa de alfabetización “Yo sí puedo”, implementado en la entidad durante la pasada administración gubernamental con asesores traídos de Cuba, “tuvo su apogeo, pero con un impacto mínimo”.

Las preguntas y cuestionamientos llegaron de los diputados de los partidos Nueva Alianza (Panal), Movimiento Ciudadano (MC), así como de integrante de las fracciones parlamentarias de Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Revolucionario Institucional (PRI).

* Los cuestionamientos

El diputado Jefté Méndez Hernández, del Panal, cuestionó el costo-beneficio que el Instituto contempla de cada educando, además de señalar que “la corrupción ha permeado en el organismo, que ha propiciado la existencia de aviadores, nepotismo y negocios personales”.

Consideró que las cifras citadas por el titular del IEEA, en su informe, están infladas, pues se hace un comparativo con la anterior administración y los logros son muy cortos, al ser detectados certificados de estudios falsos e incluso de personas muertas que recibieron el documento.

A su vez, el diputado Ericel Gómez Nucamendi, del MC, consideró importante que se destinen más recursos para abatir el rezago educativo, especialmente en zonas vulnerables, donde hace falta ampliar la cobertura de atención.

Al respecto, el legislador de la fracción parlamentaria del PAN, Alejandro Martínez Ramírez, resaltó la importancia de impulsar una estrategia que abata el rezago en materia de alfabetismo, por lo que propuso integrar una gran alianza para revertir este fenómeno en el Estado.

“Es lamentable que Oaxaca triplique la media del rezago educativo”, dijo y llamó a sus compañeros representantes populares para que la LXII Legislatura esté vigilante de que los objetivos que se planeen se cumplan, sobre todo en las comunidades marginadas.

Por su parte, la diputada Vilma Martínez Cortés, del PRD, preguntó: ¿Cuál es la situación profesional de los promotores y del personal responsable de la conclusión de estudios de primaria y secundaria?.

¿Cómo vinculan el esfuerzo de alfabetizar con el cuidado de la salud, la agricultura o aspectos relacionados con manejo de crisis y desastres naturales?.

Luego, la diputada Emilia García Guzmán, de la bancada del PRI, pidió que del informe presentado por el funcionario se den a conocer los avances reales durante la presente administración, ya que el funcionario compareciente tomó como base de sus estadísticas el censo del INEGI levantado en 2010.

A Bermúdez Hernández la Legisladora priista también le solicitó dar a conocer los alcances que ha tenido la alfabetización de 24 mil 890 mujeres, no obstante que las diferencias de género se han hecho más marcadas, y cuestionó que según los datos cada funcionario de ese instituto atendió sólo a seis educandos.

* Cuesta mil 825 pesos cuesta alfabetizar a un adulto

En su respuesta, Bermúdez Hernández indicó que del costo-beneficio se estima en mil 825 pesos por educando, a diferencia del sistema escolarizado que cuesta alrededor de 11 mil 425 pesos.

Precisó que el proceso de aprendizaje cambia, pues la alfabetización en zonas urbanas es de un año y medio, mientras que en las comunidades donde se habla algún idioma dura hasta tres años.

Adelantó que están por iniciar operaciones 19 proyectos y módulos de lengua y cultura dentro del Programa Especial de Pueblos Indígenas, por lo que los alcances del proceso de alfabetización dependen de la voluntad para incorporarse tanto de usuarios como de asesores.

Reconoció que hay mucho camino que recorrer, considerando que se atienden 360 microrregiones dentro de las 21 delegaciones que hay en el Estado, pero ante la falta de vehículos es complicado tener acceso a las comunidades alejadas.

Respecto de las irregularidades que encontró al asumir la dirección general del IEEA, que durante los primeros tres años estuvo a cargo de Rogelio Rodríguez, dio a conocer que hace tres meses fueron detectados 38 “aviadores” y de inmediato dados de baja, además de que se ha removido a tres delegados.

Por ello, Bermúdez Hernández pidió el apoyo de la LXII Legislatura del Estado para revisar los procedimientos administrativos en el IEEA y ampliar la capacidad de atención.

Sobre el programa de maestros cubanos “Yo sí puedo”, implementado durante la pasada administración gubernamental, explicó que al no tomarse en cuenta las condiciones socio-culturales del Estado, “el impacto fue mínimo”, por lo que consideró necesario reorganizar el IEEA e impulsar proyectos que den mayor cobertura.

* El informe

En su comparecencia, Bermúdez Hernández dijo que históricamente Oaxaca se encuentra inmerso en una grave disparidad educativa, en comparación con otros estados del país, y ello incrementa la brecha de desigualdad, de falta de oportunidades, marginación y migración.

“Esto se agudiza aún más en personas de la tercera edad, mujeres e indígenas asentados en poblaciones alejadas, que no tuvieron la oportunidad de acudir a la escuela en la edad adecuada o bien desertaron de ella”.

Indicó que el Sistema Nacional de Información Educativa de la Secretaría de Educación Pública (SEP) establece que en Oaxaca prevalece una deserción escolar de 6.3 por ciento en primaria y 11.2 por ciento en secundaria, lo que representa una de las principales fuentes del rezago educativo en la entidad, que se busca revertir desde el IEEA.

“Sin embargo, este índice de deserción anual del Sistema de Educación Pública es igual o superior a nuestras metas alcanzadas anualmente, motivo por el cual los logros institucionales se ven eclipsados”.

Expuso que el IEEA tiene una vigencia de 32 años, desde su origen como delegación federal, y durante este lapso ha estado sometido a un proceso de desgaste que le ha hecho perder su eficiencia ante la compleja realidad que se debe atender en la entidad.

Entre estos factores, resaltó la estructura administrativa desfasada con más de 30 años sin atención, situación que permite atender de manera limitada a sólo nueve por ciento de la población en condiciones de analfabetismo y rezago educativo.

Igualmente, normas de operación, sistemas y procedimientos obsoletos, que no permiten dar agilidad al proceso alfabetizador, prácticas inadecuadas que han originado cotos de poder en las diferentes coordinaciones de zona, limitando el cumplimiento de metas y objetivos.

Además, ejercicio administrativo inapropiado que atenta contra la esencia y patrimonio institucional, escasa infraestructura operativa que impide acceder a lugares geográficamente accidentados, y recursos económicos limitados, así como normas rígidas en el ejercicio presupuestal, entre otros.

En este sentido, el titular del IEEA indicó que para atender cada una de estas deficiencias y anomalías, se está procediendo a la aplicación de los correctivos necesarios.

Refirió que en el año 2010, de acuerdo con datos del INEGI, de un total de 2.5 millones de personas de 15 años y más en la entidad, casi un millón 500 mil se encontraban en condición de rezago educativo, lo que representaba más del 56 por ciento de esta población, distribuida en un 16 por ciento de personas que no sabían leer ni escribir, un 17 por ciento que no concluyó sus estudios de primaria, y un 23 por ciento que carecía de estudios terminados de secundaria.

Bajo este panorama, explicó que en el presente periodo gubernamental se consideró a la educación para los adultos como un tema de interés, al contemplarlo dentro del Plan Estatal de Desarrollo 2011-2016, siendo sus principales enunciados:

Disminuir el rezago educativo mediante estrategias e intervenciones enfocadas a la reducción del analfabetismo y aumentar el índice de escolaridad básica de las mujeres y de los pueblos indígenas en comunidades de alta y muy alta marginación.

* Llamado a redoblar esfuerzos porque 64% de indígenas no sabe leer ni escribir

Posteriormente, en su réplica el diputado del grupo parlamentario del PAN, Alejandro Martínez Ramírez, lamentó que el 64 por ciento de la población indígena no sepa leer ni escribir, por lo que conminó al funcionario a redoblar esfuerzos para atender mayormente a ese sector.

En tanto, el diputado Arsenio Lorenzo Mejía García, del PRI, insistió en que la cobertura de alfabetización llegue a las comunidades y se refuercen las lenguas maternas, para lo cual se requiere que el IEEA amplíe su cobertura de tal forma que se abata este problema que ha lacerado a Oaxaca.

  Article "tagged" as:
  Categories:

Sin comentarios

Puede ser el que iniciar una conversación .

Anexar comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.

*