Prevención social debe ser eje fundamental de las políticas públicas: Carrera Lugo

PAN y PRD exhiben al PRI utilizando en su favor el erario público
17 marzo, 2011
Japón bandera
Hasta ahora más de Cinco mil 500 personas muertas por el terremoto y tsunamis en Japón
17 marzo, 2011

Prevención social debe ser eje fundamental de las políticas públicas: Carrera Lugo

Gobernación Laura Cerrera Lugo

Hermosillo, Son., La titular del Centro Nacional de Prevención del Delito y Participación Ciudadana, Laura Carrera Lugo, llamó a las autoridades estatales y municipales de todo el país a convertir a la prevención social en un eje fundamental y prioritario de las políticas públicas en materia de seguridad.

Al participar en la conferencia “Ciudades seguras para mujeres seguras”, mencionó que diversos estudios internacionales reconocen que es en el espacio privado, como el hogar, donde las mujeres, las niñas y los niños viven las mayores y más fuertes expresiones de violencia en su contra.

Citó como ejemplo cifras del estado de Sonora, en donde durante 2010 el Centro de Control, Cómputo y Comunicación de la entidad (C-4), registró en la línea telefónica de emergencia 59 mil 85 llamadas específicas por violencia familiar, cuyas principales víctimas fueron las mujeres, en tanto que para finales de febrero de este año ya se habían acumulado 10 mil 43 nuevos llamados.

Luego de asegurar que la violencia se profundiza en los contextos sociales de marginación, exclusión y desigualdad, dijo que es en las comunidades donde se otorga poco valor a los derechos humanos, la violencia contra las mujeres se recrudece en los medios de transporte, en los hogares, en las instituciones, en las calles y en los centros de trabajo.

“Debemos hacer que hoy las políticas públicas se enfoquen, cada vez más, al ámbito preventivo, posicionando con fuerza una nueva forma de concebir la seguridad ciudadana, y en particular la seguridad de las mujeres”.

La titular de la dependencia del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, subrayó que garantizar la seguridad para este sector de la población implica diseñar y aplicar ─junto con ellas, las mujeres─ todas las medidas necesarias, de carácter jurídico, político, administrativo y cultural que promuevan el respeto a sus derechos humanos.

Carrera Lugo resaltó la necesidad de reconocer a las mujeres su papel central en el nuevo paradigma de prevención de la violencia, “pues no sólo la viven en el interior del hogar, sino en el espacio público y con particular severidad por su condición de mujeres. Nosotras no generamos la violencia, pero somos sus primeras víctimas”, dijo.

“Estoy convencida de que no podremos construir una sólida política de prevención de la violencia si no incluimos como prioritario un cambio de mentalidad que revalore a fondo la presencia de las mujeres y de las niñas en todos los espacios”, insistió la funcionaria.

Dijo por último que en la planeación, en la construcción y en el fortalecimiento de ciudades seguras para mujeres y niñas, la palabra final debe ser ‘compromiso’: “de los gobiernos, de las instituciones, de las personas y de las organizaciones, para trabajar juntos bajo el nuevo paradigma de prevención social de la violencia”.