Recibe Norma Romero Vásquez el Premio Nacional de Derechos Humanos

diciembre 12 23:20 2013 Imprimir esta nota

México, DF.- La señora Norma Romero Vásquez, quien encabeza a un grupo de mujeres conocidas como “Las Patronas”, recibió el Premio Nacional de Derechos Humanos 2013 que otorga la CNDH, por su destacada trayectoria en la promoción y defensa de los derechos humanos de las personas migrantes.

El galardón fue entregado por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto y el Ombudsman nacional, Raúl Plascencia Villanueva, durante una ceremonia efectuada en el salón Adolfo López Mateos de la residencia Oficial de Los Pinos.

En el acto, el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos indicó que la nación mexicana está cimentada en la paz, la justicia y la libertad, fruto del legado histórico de prolongadas deliberaciones, amplias coincidencias y marcadas divergencias, pero siempre, concibiendo el presente y el futuro de México conforme al interés nacional.

Estos derechos posibilitan un horizonte en permanente movimiento y cambio, proceso que invariablemente va unido a la democracia; ésta, necesita de la voz y la participación de todos para enriquecerse y renovarse.

Recordó que el migrar debe ser parte de un proyecto de vida, basado en una decisión libre y no, como en muchos casos sucede, forzado por la falta de oportunidades.

Ante el presidente de la República, integrantes de su gabinete, del Consejo Consultivo de la CNDH, legisladores y presidentes de comisiones estatales de derechos humanos, Plascencia Villanueva reconoció la capacidad y entrega de la señora Norma Romero Vásquez al realizar sus actividades de ayuda a personas migrantes.

Sostuvo que la migración, la búsqueda de oportunidades que no tienen en su lugar de origen, acompaña a la historia de la humanidad desde sus inicios; la búsqueda de la felicidad y de mejores condiciones de vida, inherentes al desarrollo del ser humano y son aspiraciones absolutamente legítimas.

“La solución no está en la criminalización de un fenómeno multifactorial; las soluciones deben partir de una perspectiva integral regional y de acciones concertadas”, expresó.

Sostuvo que carecer de papeles migratorios no despoja a nadie de sus derechos humanos; ser migrante no cancela ni limita su goce ni su protección; mucho menos, derechos tan elementales como la vida, la integridad física, el trato digno y la asistencia.

La señora Norma Romero, y un grupo de familiares y vecinas, desde hace 18 años ofrecen agua, comida, ropa y medicinas a quienes viajan sobre el tren, a cuyo paso, por el poblado “La Patrona” en Amatlán, Veracruz, ofrecen su ayuda a las personas migrantes.

Tras agradecer la distinción, Romero Vásquez mencionó que la ayuda que obsequia es una motivación para trabajar por los derechos humanos, por el sueño de ayudar a la gente que busca una oportunidad para mejorar su vida y la de sus seres queridos.

En el evento también se otorgó una mención honorífica al señor Juan Manuel Estrada Juárez, por su dedicación en la defensa de los derechos humanos de las niñas y los niños que son privados ilegalmente de su libertad.

  Article "tagged" as:
  Categories:

Sin comentarios

Puede ser el que iniciar una conversación .

Anexar comentario

Sus datos estarán a salvo! Su dirección de correo electrónico no será publicada. También otros datos no serán compartidos con terceras personas.
Todos los campos requeridos.


*