Violencia en la Sierra Sur, se enfrentan policías, militares e indígenas; 13 heridos entre nativas y policías

Senado
Se acabó el tabú de la reelección, la reforma permite la de senadores, diputados y concejales
29 abril, 2011
Procu Oax MOTOS_Y_DETENIDOS[1]
Aprehende a ladrones de motocicletas
29 abril, 2011

Violencia en la Sierra Sur, se enfrentan policías, militares e indígenas; 13 heridos entre nativas y policías

Presidente del Comisariado de Bienes Comunales, Juan Vásquez Mejía, del municipio indígena zapoteco de Santiago Textitlán, Zimatlán.

Presidente del Comisariado de Bienes Comunales, Juan Vásquez Mejía, del municipio indígena zapoteco de Santiago Textitlán, Zimatlán.

Oaxaca.- El enfrentamiento entre indígenas de Santiago Textitlán, 350 elementos de la Policía Preventiva y el Ejército dejó un saldo de 13 heridos entre policías e indígenas, decenas de intoxicados por el gas lacrimógeno, 20 armas incautadas y 15 vehículos dañados.
De acuerdo a los reportes oficiales al filo de una de la tarde, de ayer jueves, en la intersección del camino entre el Tlacuache y Santiago Textitlán, Zimatlán, a la altura de la desviación que conduce a la localidad de Río Humo, los pobladores bloquearon el camino, derribando decenas de árboles y atravesando un camión torton, impidiendo así el paso de los policías.
En el lugar los indígenas, principalmente mujeres y niños, armados con palos, machetes y piedras enfrentaron a la policía que intentaba despejar el camino, por lo que los uniformados no tuvieron más remedio que defenderse del artero ataque y se “vio obligada a utilizar gas lacrimógeno”, reconoce la titular de la Secretaría de Gobierno, Piñeyro Arias cuya remoción está demandando la Sección 22 del SNTE.
El boletín de prensa emitido a la media noche se asegura que, las indígenas lesionados fueron traídos a la ciudad de Oaxaca a bordo de una aeronave, y una de las lesionadas se encuentra internada en un sanatorio particular, donde su salud se reporta como estable.
A decir de los representantes de los indígenas la policía no solo se despejó el camino, sino que se metieron a sus casas, cometiendo una serie de atropellos ya que Santiago Textitlán es una comunidad de poco más de cien habitantes.
En el rostro de las autoridades de la comunidad agredida se denota una rabia contenida ya que afirman que el numeroso contingente de policías, arremetió contra niños y mujeres, ya que la mayoría de hombre no estaba en el pueblo sino que se encontraba en la ciudad de Oaxaca.
Un operativa de esa magnitud no lo puede ordenar solamente los jefes de la policía por eso tuvo que ser la secretaría Irma Piñeyro, que debe renunciar a su carga enfatizaron las autoridades de la comunidad indígena, que preside el munícipe Alfredo Morales Ortiz.
La inoperante secretaria de Gobierno Irma Piñeyro Arias, ratificó en conferencia de prensa nocturna, que buscará encausar el conflicto agrario de la zona a través del diálogo y la concertación.
A decir de Piñeyro Arias el operativo policiaco militar fue solicitado por los propios habitantes de Santiago Textitlán apenas el miércoles 27; lo que no explica porque fueron ellos mismo los que impedían el paso a policías y militares.
Desde los primeros días de abril, en conferencia de prensa el presidente del Comisariado de Bienes Comunales Juan Vásquez Mejía, del municipio de indígenas zapotecos de Santiago Textitlán, Zimatlán, demandó la urgente intervención del gobierno de Gabino Cué Monteagudo, pero su demanda no fue atendida.
La localidad agredida por elementos de la Policía Estatal y el Ejército mantiene un conflicto por limites de tierra con su comunidad vecina de San Pedro El Alto, por 2 mil 500 hectáreas, por lo que le fue cerrado el camino, desde finales del mes de marzo, afectando a más de 25 mil indígenas de los municipios de Zaniza y San Mateo Yucutindoo.
Por ello y en respuesta a la demanda de diálogo de las autoridades agrarias de Textitlán, la encargada de la política interna del gobierno democrático de Gabino Cué, implementó un operativo conjunto con elementos de la Policía Preventiva y el Ejército.
Para que ocupara el cargo de titular de la Secretaría General del Gobierno de Oaxaca, la legislatura local tuvo que otorgar una dispensa ya que no cubría el perfil académico, al no presentar su título profesional que se comprometió a presentarlo a la brevedad, sin que ello ocurra hasta el momento y de ex candidata a gobernadora por el Partido Nueva Alianza paso a encargada de la política interna del gobierno de Oaxaca.