bomba de tiempo para la economía mexicana