¿Otro amigo del gobernador? ¡Asu!