Exige Coparmex CDMX desregulación e impulso a las MIPYMES

Implementan estrategias
Trabajan para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia hacia las mujeres
11 septiembre, 2018
Senador de la República
Confía Martí Batres en desahogar por consenso los temas de la Agenda Legislativa
11 septiembre, 2018

Exige Coparmex CDMX desregulación e impulso a las MIPYMES

Presidente de la Coparmex CDMX

Necesario un marco regulatorio ágil, sencillo y transparente.

Presidente de la Coparmex CDMX

Necesario un marco regulatorio ágil, sencillo y transparente.

* El Estado debe garantizar un ambiente que incentive a ciudadanos a emprender, generar empresas con gran fortaleza económica y crear empleos
* Necesario un marco regulatorio ágil, sencillo y transparente: Padilla Zenteno

Ciudad de México.- Si la macroeconomía se mantiene o fortalece tras el pasado proceso electoral, la Coparmex CDMX exigirá a los nuevos gobierno federal, de la CDMX y legisladores del Congreso de la Unión y de la Ciudad de México, una verdadera reforma regulatoria que destrabe la creación de las micro, pequeñas y medianas empresas y pongan las condiciones para potencializar y que sean el motor del desarrollo del país que equilibren la economía de todos los sectores.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en la Ciudad de México, Jesús Padilla Zenteno, destacó que “de poco sirve que ocho de cada diez mexicanos muestre habilidades y tengan recursos para iniciar un negocio, sólo por debajo de los chinos, si cuando se enfrentan a la realidad no sólo deben luchar contra el dique de trámites, sino también deben pagar entres por inspecciones, auditorías y decenas de obstáculos creados por las autoridades”.

Por ejemplo, son cinco mil 780 las diligencias contenidas en el inventario del Catálogo Nacional de Trámites y Servicios del Estado, cuyo costo económico y social equivale a 2.16 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

Todas estas circunstancias, agregó, provocan que sólo 25 por ciento de las Pymes en México sobrevivan a los primeros dos años de creación, con un promedio de vida de sólo 7.7 años, lo cual es muy lamentable, cuando son estas empresas, más de cuatro millones de unidades empresariales, de las cuales 99.8 por ciento son PYMES, las que generan el 52 por ciento del PIB y el 72 por ciento del empleo en el país, la mayor cifra entre los 34 países de la Organización para la Cooperación del Desarrollo Económico (OCDE).

En México, destacó, existe un gran espíritu empresarial, de acuerdo con el Índice de Espíritu Emprendedor de Amway de 2016, sólo superado por los chinos.

Sin embargo, el Índice Global de Emprendimiento y Desarrollo, dice que México se encuentra en el lugar número 62, dentro de un total de 118 países, porque una gran cantidad de los emprendedores se sitúan en la economía informal, existe una gran corrupción y, por lo mismo, poco capital de riesgo que aporte a nuestra capacidad de desarrollar y adoptar nuevas tecnologías.

Son las iniciativas emprendedoras las que generan innovación y le dan competitividad al país. Pero los problemas para subsistir les impiden, incluso, aprovechar la estabilidad macroeconómica para fortalecerse e, incluso, salir y apropiarse de mercados externos, dijo el presidente del Centro Empresarial de la capital del país.

Para Padilla Zenteno, este es el momento donde los nuevos gobiernos, tanto federal como de la Ciudad de México, así como en el Legislativo, deben responder a los jóvenes, quienes mayoritariamente votaron por ellos.

El 33 por ciento de los emprendedores en México tienen entre 25 y 34 años, pero esa cifra debería incrementarse sustancialmente y poder comenzar el abatimiento de la desigualdad social del país y construir un país próspero, equitativo y competitivo.

Dentro de las premisas de la Coparmex se encuentra impulsar la educación de calidad y, entre los factores por mejorar, está fortalecer a las instituciones de gobierno que tienen el deber de promover y apoyar el desarrollo de la cultura emprendedora. Y para hacerlo, destacó, es necesario apoyar el desarrollo de más y mejores profesionistas, incrementar sus capacidades técnicas y promover, desde la educación media y básica, una cultura emprendedora, porque con el espíritu, se cuenta.

Es necesario observar que si con tantos problemas para subsistir, las micro, pequeñas y medianas empresas son el motor del desarrollo del país y gran generador del potencial del mercado interno, qué sería de nuestro país si se les empareja el piso, se les facilita su permanencia y se generan condiciones para su crecimiento y fortalecimiento, indicó.

Por tal motivo, el Estado debe garantizar un ambiente donde se incentive a los ciudadanos a emprender, a generar empresas con gran fortaleza económica y a generar empleos, entre otras cosas con un marco regulatorio ágil, sencillo y transparente, subrayó Padilla Zenteno.