Diabéticos son más propensos a padecer enfermedades del corazón: IMSS

Deberán registrarse en la página web: www.cns.gob.mx
Convocan a profesionistas a formar parte de la Policía Federal
29 septiembre, 2015
Hallaron 15 plantíos de marihuana
Localizan e incineran 15 plantíos de marihuana en Ejutla de Crespo, Oaxaca
29 septiembre, 2015

Diabéticos son más propensos a padecer enfermedades del corazón: IMSS

Seguir un plan de alimentación con productos bajos en grasas y sal

Exhortó a la población en general a practicarse un examen del colesterol por lo menos una vez al año

Seguir un plan de alimentación con productos bajos en grasas y sal

Exhortó a la población en general a practicarse un examen del colesterol por lo menos una vez al año

Oaxaca, Oax., 29-sep-2015.- Enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos son las complicaciones más grandes que enfrentan las personas con diabetes, al causar infartos al miocardio, problemas de circulación periféricos y apoplejías, así como mala circulación en las piernas y pies, señaló Juan Pablo Matadamaz Ortiz, jefe de Servicios de Prestaciones Médicas del IMSS.

El funcionario del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) indicó que lo que afecta al corazón y a los vasos sanguíneos son las altas concentraciones de glucosa (azúcar) en la sangre, ya que la diabetes se caracteriza por la incapacidad del organismo para regular el uso de la glucosa y poder transformar los alimentos en energía.

A esto, fumar, tener una dieta rica en grasas, sal y colesterol, sobrepeso y falta de actividad física, acelera los riesgos de padecer enfermedades crónicas degenerativas, agregó.

Exhortó a la población en general a practicarse un examen del colesterol por lo menos una vez al año, medirse con regularidad la presión arterial, debido a que con frecuencia la diabetes y la presión arterial alta se presentan juntas.

De igual forma, recomendó prestar atención a algunos de los síntomas que se presentan con este padecimiento, como son dificultad para respirar, mareo, dolor en el pecho, hombros o espalda, pérdida repentina de la vista, dificultad para caminar, debilidad o falta de sensibilidad en un brazo o una pierna, cansancio o sensación de fatiga, tobillos o pies hinchados.

Seguir un plan de alimentación con productos bajos en grasas y sal, realizar ejercicio con regularidad, mantener la presión arterial bajo control, al igual que los niveles de colesterol, son la clave para mejorar su calidad de vida.