Trabajo del hogar, una de las ocupaciones más vulnerables: IBD

Colocan cirujanos del IMSS
Colocan cirujanos del IMSS el tercer corazón artificial; Funciona de manera portátil con apoyo de baterías
29 septiembre, 2018
Expresa México ante terremotos y tsunami
Expresa México solidaridad con Indonesia ante terremotos y tsunami
29 septiembre, 2018

Trabajo del hogar, una de las ocupaciones más vulnerables: IBD

Una de las ocupaciones más vulnerables

El trabajo del hogar se caracterizó por tener menores ingresos respecto a otras ocupaciones.

Una de las ocupaciones más vulnerables

El trabajo del hogar se caracterizó por tener menores ingresos respecto a otras ocupaciones.

* Las personas que se dedican a esta actividad tienen menores ingresos, trabajan más y son más afectados por la informalidad
* México no ha ratificado el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo, sobre trabajo decente de las y los trabajadores del hogar

Ciudad de México.- Entre los años 2005 y 2017, el trabajo del hogar se caracterizó por tener menores ingresos respecto a otras ocupaciones, jornadas de trabajo más largas, falta de contratos, bajos niveles de escolaridad y altas tasas de informalidad, señala una investigación elaborada por la Dirección General de Investigación Estratégica del Instituto Belisario Domínguez (IBD).

El libro titulado “El trabajo del hogar remunerado en México. Situación actual y propuesta para su formalización laboral”, revela que en el país existen 2.2 millones de personas ocupadas en el trabajo del hogar, de las cuales 2.09 millones son mujeres (91.1 por ciento) y 0.2 millones son hombres (8.9 por ciento).

La obra refiere que hasta el año 2017, el ingreso promedio de las personas trabajadoras del hogar era de dos mil 637 pesos mensuales, el cual resultaba inferior al de otras actividades económicas. Además, existe una brecha salarial de género, pues los hombres que se dedican a esta actividad ganaban en promedio tres mil 957 pesos mensuales, mientras que las mujeres percibían dos mil 542 pesos al mes.

El IBD apunta que, entre 2005 y 2017, la tasa promedio de informalidad del trabajo del hogar fue de poco más del doble respecto al total de trabajadores subordinados y remunerados, y para las mujeres fue de casi tres veces. A ello se suma que casi la totalidad de las personas trabajadoras del hogar carecen de un contrato (98 por ciento).

Estas condiciones, apunta el Instituto, hacen del trabajo del hogar una de las ocupaciones más vulnerables de la economía.

Ante este panorama, la obra del IBD plantea algunas recomendaciones para proteger los derechos laborales de las personas trabajadoras del hogar, entre ellas, la ratificación del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), para que el Estado mexicano adquiera el compromiso de modificar el cuerpo legal que regula al trabajo del hogar en el país.

Adicionalmente, el estudio propone realizar diversas reformas a las leyes Federal del Trabajo y del Seguro Social, con el objeto de hacer obligatorias las aportaciones para el fondo de vivienda, incorporar a las y los trabajadores al Instituto Mexicano del Seguro Social, adoptar reglas de integración de salario acordes al tipo de trabajo, entre otras medidas.

El libro editado por el IBD se puede consultar en la siguiente dirección electrónica: http://bibliodigitalibd.senado.gob.mx/handle/123456789/4146