Persiste emergencia por fuga de amoniaco