Exige Defensoría garantizar y proteger derechos de niñas, niños y adolescentes en caso “Hijos de la Luna”

Tenía como destino Estados Unidos
Detectan binomios caninos contrabando de droga oculta en envío de una lápida en el AICM
30 octubre, 2015
Ocurrió en la península del Sinaí, Egipto
Lamenta el gobierno de México accidente aéreo en la península del Sinaí
31 octubre, 2015

Exige Defensoría garantizar y proteger derechos de niñas, niños y adolescentes en caso “Hijos de la Luna”

Caso del albergue “Hijos de la Luna"

Corresponde a las autoridades garantizar el cumplimiento obligatorio de dar a los menores de edad asistencia y protección

Caso del albergue “Hijos de la Luna"

Corresponde a las autoridades garantizar el cumplimiento obligatorio de dar a los menores de edad asistencia y protección

* La atención y seguimiento debe realizarse con apego al principio del interés superior de la niñez atendiendo a estándares internacionales en materia de Derechos Humanos
* Obligación de autoridades, dar atención y seguimiento a las víctimas

Oaxaca, Oax., 30-oct-2015.- La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), en el marco de lo que establece la Convención sobre los derechos del niño, exige a las autoridades involucradas en el caso del albergue “Hijos de la Luna”, garanticen y respeten los derechos de niñas, niños y adolescentes víctimas y de sus familias.

De acuerdo con los estándares internacionales señalados en el Protocolo de actuación para quienes imparten justicia en situaciones que afecten a niñas, niños y adolescentes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), corresponde a las autoridades garantizar el cumplimiento obligatorio de dar a los menores de edad asistencia y protección cuando sean víctimas.

El mismo protocolo de la SCJN señala que es obligación de las autoridades evitar que niñas, niños y adolescentes sufran revictimización, así como realizar las adecuaciones necesarias para ejercer efectivamente su derecho de acceso a la justicia, proteger su dignidad durante todo el proceso y restituir integralmente sus derechos.

Para la atención y seguimiento integral al caso la Defensoría señala que deberán adoptarse medidas apropiadas para promover la recuperación física y psicológica, así como la reintegración social de niñas, niños y adolescentes víctimas de violaciones a derechos humanos.

Esta recuperación y reintegración, precisa el organismo defensor, deberá llevarse a cabo en un ambiente que considere su edad, desarrollo emocional y cognitivo, contexto social, cultural y familiar respetando su dignidad.

La Defensoría exhorta a las autoridades responsables a que apliquen estándares internacionales en materia de derechos humanos, leyes y protocolos de actuación para quienes imparten justicia en situaciones que afecten a niñas, niños y adolescentes, para que el empleo de estas herramientas permitan el acceso a la justicia en un marco de derechos humanos y evitar la revictimización.

El organismo autónomo nuevamente insta a las instituciones del Estado a normar y reglamentar el funcionamiento y operación de los albergues que brindan cuidados alternativos a niñas, niños y adolescentes en la entidad, ante el riesgo sistemático de cometerse violaciones a los derechos humanos, así como establecer políticas que garanticen la reinserción social y familiar de niñas, niños y adolescentes y con esto evitar la institucionalización de manera permanente.

En este sentido, recalcó la Defensoría, es fundamental que las denuncias de las niñas, los niños y adolescentes se analicen sin ningún tipo de prejuicio que genere discriminación y que limiten el ejercicio de sus derechos, además de que durante el proceso de justicia todas las acciones y decisiones que se tomen en el proceso consideren como fin primordial su interés superior.

La Defensoría llama a las autoridades y a la sociedad en general, para que en todo momento se evite el uso de la imagen y datos personales de niñas, niños y adolescentes involucrados, así como verificar que no se revelen detalles que permitan identificarlos y dé como resultado una estigmatización social que afecte su desarrollo.

Además, señala el Organismo autónomo, es obligación de las autoridades garantizar el derecho a la privacidad de las víctimas a fin de proteger su dignidad y reputación, pues niñas, niños y adolescentes involucrados tienen derecho a no ser expuestos y a que no se divulgue información que permita su identificación directa o indirectamente, pues esto constituye una injerencia arbitraria en su vida privada e intimidad.

La Defensoría solicita que, para la reincorporación de cada niña, niño y adolescente a su medio familiar, se considere un análisis integral respecto a las condiciones y contextos en los que serán restituidos, con el fin de garantizar su bienestar físico, psicológico y emocional, y además se considere la pertinencia de realizar un seguimiento de las condiciones familiares de cada caso.