Invisible para el Congreso mexicano el negocio millonario de los “ciberdelitos”

Amplía GCDMX garantías de igualdad
Amplía GCDMX garantías de igualdad y protección en Ley de Sociedad de Convivencia
25 octubre, 2017
Magistrada presidenta de la Sala Superior del TEPJF
Forman un solo sistema, organismos que participan en procesos electorales: Otálora Malassis
25 octubre, 2017

Invisible para el Congreso mexicano el negocio millonario de los “ciberdelitos”

Diputado local en la CDMX

Ciberdelitos causaron pérdidas económicas por tres mil millones de dólares en México.

Diputado local en la CDMX

Ciberdelitos causaron pérdidas económicas por tres mil millones de dólares en México.

* Los padrones electorales, bases de datos financieros, de salud y la información privada de los usuarios se ha convertido en mercancía valiosa

Tere López Zamudio / e-Legislativo.mx

Ciudad de México.- A pesar de que los “ciberdelitos” causaron pérdidas económicas por tres mil millones de dólares en México tan sólo durante 2016, el millonario negocio es poco revisado en los congresos mexicanos y parece un tema olvidado por las instituciones públicas.

A decir del diputado local Víctor Hugo Romo, en el gobierno de la Ciudad de México no existe una dependencia responsable de garantizar que se proteja la información pública y vigilar que desaparezca de las computadoras de gobierno una vez declaradas obsoletas.

Mientras en el Senado de la República apenas a mediados de año, el senador Jesús Casillas emitió un punto de acuerdo para emprender una campaña contra los “ciberdelitos” y alertar a padres de familia y profesores de los riesgos que representan para la niñez.

De 2010 a marzo de 2017 la Unidad Especializada para la Atención a Delitos Cibernéticos de la Policía Federal tenía registrados siete mil 800 solicitudes ministeriales, 46 mil reportes ciudadanos y más de 165 mil incidentes por inseguridad informática.

Y es que la vulnerabilidad de las instituciones a los ataques informáticos es tan actual que recientemente fue hackeada la cuenta de correo del Partido Acción Nacional (PAN) para acusar a su dirigente Ricardo Anaya de anteponer sus intereses personales a los de la agrupación política.

Al incendiario twittazo siguió el correspondiente twitter de desmentido, negando que el mensaje hubiera sido lanzado por el partido como una acusación contra @RicardoAnayaC, por el contrario, responsabilizaron al Partido Revolucionario Institucional (PRI) de la intervención en sus cuentas.

En esta era digital, de teléfonos inteligentes y de tecnología sofisticada al alcance de la mano, cualquiera puede convertirse en víctima de estos delitos cibernéticos, basta recordar los recientes hackeos a las secretarías de Cultura de la Ciudad de México y a la de Salud federal, al Servicio de Administración Tributaria (SAT), a la Facultad de Ingeniería de la UNAM, a Instagram y Banamex.

Asimismo, a políticos como Gerardo Fernández Noroña o el propio PRI, sin mencionar el sonado caso del sistema Pegasus que usó el gobierno para espiar a periodistas y activistas sociales.