Pide diputada garantizar derecho humano de las reclusas de Tanivet, Tlacolula, Oaxaca

Senadora de la República
Incorporar narcomenudeo como delito del crimen organizado, demandan senadores
29 noviembre, 2014
Senadora de la República
Plantea GPPAN que Comité de ONU contra Desaparición Forzada participe en investigaciones en México
29 noviembre, 2014

Pide diputada garantizar derecho humano de las reclusas de Tanivet, Tlacolula, Oaxaca

Diputada local priista

Pide garantizar el derecho humano al trabajo de las Internas del Reclusorio Femenil de Tanivet

Diputada local priista

Pide garantizar el derecho humano al trabajo de las Internas del Reclusorio Femenil de Tanivet

* Lamentó que las 238 mujeres que alberga el Reclusorio Regional de Tanivet padezcan de discriminación

San Raymundo Jalpan, Oax., 29-nov-2014.- La diputada de la Fracción Parlamentaria del PRI, María Lilia Arcelia Mendoza Cruz, presentó un punto de acuerdo por el cual se exhorta al Secretario de Seguridad Pública de Oaxaca, Alberto Esteva Salinas, para que destinen mayores recursos para garantizar el derecho humano al trabajo de las Internas del Reclusorio Femenil de Tanivet, Tlacolula, a fin que tengan un trabajo remunerado.

La legisladora del Partido Revolucionario Institucional (PRI) detalló que tradicionalmente México se ha preocupado por establecer los ordenamientos legales para el correcto funcionamiento de los centros penitenciarios, tanto locales como federales, tal y como lo señala la Constitución Política de los Estados Unidos mexicanos promulgada en 1917.

A la par, recordó que se han suscrito diversos documentos internacionales promulgados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA), y con las adecuaciones necesarias, por lo que se puede decir que la legislación penitenciaria es respetuosa de los derechos humanos.

Sin embargo, lamentó que “no se puede decir lo mismo de la práctica en los centros de readaptación social, ya que por diversos factores como la falta de presupuesto o de instalaciones adecuadas, está lejos del ideal soñado por el Constituyente”.

Señaló que tal es el caso de las 238 mujeres que albergan el Reclusorio Regional de Tanivel, de las cuales 107 son procesadas y 45 sentenciadas por delitos del fuero común y 76 procesadas y 10 sentenciadas por delitos del fuero federal, quienes a pesar de encontrarse en un centro especial para mujeres padecen una triple discriminación por ser: mujeres, indígenas en su mayoría y por su condición de reclusas.

Mendoza Cruz explicó que debido a que generalmente son divorciadas, viudas o solteras, tienen la carga económica de proveerse de lo necesario en la cárcel, sino además de solventar los gastos de sus hijos que han dejado al cuidado de familiares o en instituciones públicas competentes ante la falta de estos últimos,

Relató que en el Reclusorio Femenil de Tanivet existe un taller de costura pero no el material necesario para operarlo, así que las reclusas se limitan a bordar, tejer, pintar y hacer cuadros de repujado y repostería.

Propuso para ello destinar mayores recursos para eficientar el sistema en los cinco ejes: educación, salud, deporte, trabajo y capacitación para el mismo, pero principalmente para el trabajo ya que si las reclusas tienen trabajo remunerado sus percepciones les permitirán acceder al resto de los medios enunciados para su reinserción a la sociedad.

Esta iniciativa fue turnada por la Mesa Directiva a las Comisiones Permanentes de Trabajo y Seguridad Social y de Protección Ciudadana.