Advierte senador que medidas contra migrantes también afectarán a estadounidenses

* Pide Ricardo Monreal eliminar la narrativa radical que, lejos de construir soluciones, enturbia la relación bilateral

Ciudad de México.- El tema migratorio será parte de las campañas electorales en Estados Unidos y las críticas del gobernador de Florida, Ron DeSantis, en contra de México forman parte de una narrativa radical que, lejos de construir soluciones, enturbia la relación bilateral, advirtió el senador Ricardo Monreal Ávila.

El legislador público un artículo en su página oficial, en el que subraya que sin una visión integral para los problemas comunes, como la migración o el tráfico de narcóticos, no hay manera de avanzar en una solución adecuada, porque será imposible atender sus causas reales.

Y advirtió que las disposiciones legales antinmigrantes y anticonstitucionales, no sólo afectan a las personas indocumentadas, sino que también tendrán repercusiones en las y los ciudadanos estadounidenses y en comunidades como la de Florida.

El coordinador del Grupo Parlamentario de Morena señaló que los señalamientos de Ron DeSantis, a las políticas de México para atender el fenómeno migratorio y combatir a la delincuencia organizada, rebasan la línea de respeto que debe haber entre representantes de Estados soberanos o líderes regionales.

Se trata, acotó, “de una narrativa radical que, lejos de construir soluciones, enturbia la relación bilateral, ya de por sí compleja”.

Monreal Ávila recordó que el pasado 12 de mayo, el gobernador republicano firmó proyectos de Ley que prohíben una moneda digital federal centralizada y la vigilancia gubernamental de las finanzas.

Además, se refirió a la crisis fronteriza y a la política migratoria del presidente Joe Biden; criticó el fin del “Título 42”; y agradeció la decisión de un juez federal que bloqueó temporalmente la política de libertad condicional para migrantes, que Washington había puesto en marcha.

Además, hizo señalamientos respecto a la falta de control de México sobre el paso de personas que buscan entrar a Estados Unidos, y emitió una opinión negativa en torno a la operación en territorio nacional de los cárteles de las drogas que trafican fentanilo a la Unión Americana.

“Estas aseveraciones son inaceptables por la forma en que el gobernador se refirió a las acciones de política nacional y también por el fondo que las sustenta”.

Sus referencias a las estrategias de política nacional para atender el fenómeno migratorio y la delincuencia organizada de narcóticos rebasan la línea de respeto que debe haber entre representantes de Estados soberanos o líderes regionales”, consideró Monreal Ávila.

El legislador aseguró que el gobernador de Florida busca la nominación del Partido Republicano para competir en las elecciones presidenciales de 2024.

Por eso, agregó, se ha esforzado en mostrar una visión muy radical del estado de las cosas: “En los últimos días firmó leyes sobre la libertad de conciencia de los médicos, en contra de los bonos sustentables, en oposición a la comunidad LGBTTTIQ+ y promulgó legislación antiinmigrante, por mencionar algunas normas recientes”.

Monreal Ávila señaló que la legislación SB 1718 de Florida, firmada esta semana, tiene como justificación combatir los efectos de la inmigración indocumentada, generada por las políticas fronterizas del Gobierno Federal.

La Ley obliga a las empresas de ese estado a usar el programa de verificación de empleo “E-Verify”, para identificar a trabajadores indocumentados, e incrementa los recursos públicos para trasladar a personas sin documentos a localidades que gobierna el Partido Demócrata.

El coordinador parlamentario de Morena dijo que es la normatividad más severa que haya promulgado un estado en esta materia, por lo que activistas que defienden a personas migrantes señalan que los trabajadores indocumentados tienen miedo de presentarse a laborar o enviar a sus hijas e hijos a las escuelas.

La legislación ignora que por mucho tiempo Florida ha sido hogar de una gran cantidad de inmigrantes, pues uno de cada cinco residentes nació en otro país, constituyen más de una cuarta parte de la fuerza laboral y sus principales países de origen son Cuba, Haití, Colombia, México y Jamaica.

Se estima que hay alrededor de 800 mil personas inmigrantes indocumentadas, que equivalen al 18 por ciento de la población en esa situación y al cuatro por ciento de la población total del estado.

Monreal Ávila destacó que las personas inmigrantes, con documentos y sin ellos, han aportado decenas de miles de millones de dólares en impuestos.

Un cálculo arroja que en 2018, las y los inmigrantes indocumentados en Florida pagaron 1.3 mil millones en tributos federales y 588.3 millones en estatales y locales. Como consumidores, aportan casi 100 mil millones de dólares a la economía del estado.

Por ello, analistas consideran que este grupo de disposiciones legales, anticonstitucionales, no sólo afectan a las personas indocumentadas, sino que también tendrá repercusiones en las y los ciudadanos estadounidenses y en las comunidades de Florida, advirtió el senador.

Respecto al asunto del fentanilo, el gobernador vincula la llegada de inmigrantes con el tráfico de la droga, pero la evidencia, acotó, demuestra que tal aseveración es falsa, pues las y los inmigrantes no trafican drogas, y la mayoría de las personas detenidas por esa actividad son estadounidenses.

El contenido del artículo puede consultarse en el siguiente enlace: https://ricardomonrealavila.com/respuesta-a-criticas-del-gobernador-de-florida/

josé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*