Cineastas de México y Venezuela premiados en el Festival de Cine Latinoamericano


La película “Hermano”, del venezolano, Marcel Rasquin, y “El atentado” del mexicano, Jorge Fons, obtuvieron los máximos galardones de la edición número 17 del Festival de Cine Latinoamericano de Cataluña (noreste de España).

El veredicto de los jurados fue dado a conocer este viernes, día en el que en horas de la noche se clausurará el evento cultural.

La ópera prima del cineasta venezolano Marcel Rasquin fue estrenada en Venezuela en julio de 2010. Narra la historia de dos hermanos de crianza, Daniel y Julio, a quienes se les presenta la oportunidad de cambiar sus vidas cuando un cazatalentos les invita a probarse en el Caracas Fútbol Club (equipo de la liga venezolana).

Los jóvenes hermanos se hallan en medio de una tragedia que les obligará a elegir entre la unión de la familia, el sabor de la venganza o el sueño de sus vidas.

Con una ayuda gubernamental, que correspondió al 40 por ciento del presupuesto de rodaje, el cineasta Rasquin, y su equipo, lograron armar el filme “Hermano”.

Para la elaboración de la película, el cineasta venezolano de 33 años también contó con la colaboración del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia o (Unicef) y A&B Producciones.

Los protagonistas de “Hermano”, fueron seleccionados en un casting al que acudieron más de 500 jóvenes. Sólo dos chicos ajenos al mundo de la interpretación lograron los papeles, Fernando Moreno y Eliú Armas.

Por su parte, el filme del mexicano, Jorge Fons, recrea un atentado frustrado que tuvo lugar en 1897 contra del presidente de la República de México, el general Porfirio Díaz.

La cinta más cara de la historia del cine mexicano narra cómo el poder, la desobediencia y lo inalcanzable se contraponen

En el Festival de Cine Latinoamericano de Cataluña el mexicano Álvaro Curiel se adjudicó el premio al mejor guión y a la “opera prima” por “Acorazado”, mientras que la argentina Moro Anghileri ganó el premio a la mejor actriz por su interpretación en la película de Fernando Spiner, “Aballay, el hombre sin miedo”.

El mejor actor fue el chileno Alfredo Castro por su papel en “Post mortem”, un filme coproducido por Chile, Alemania y México, y dirigido por su compatriota Pablo Larrain.

En la categoría de los documentales, se impuso “El edificio de los chilenos”, una coproducción franco-chilena y cubana, dirigida por Macarena Aguiló, y en cortometrajes ganó “Blokes” (Chile), de Marialy Rivas. Fuente Telesur

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.