Controlan el mercado de autotransporte de pasajeros, cuatro grupos económicos

* Inhiben la competencia y mejores precios para consumidores, señal estudio de la Cofece

* 76.8 por ciento de las rutas son atendidas por un solo agente económico; no enfrenta competencia

Ciudad de México.- Representantes de la Comisión Federal de Competencia (Cofece) presentaron a la Comisión de Comunicaciones y Trasportes del Senado de la República un estudio sobre la situación actual del servicio de autotransporte federal de pasajeros, donde señalan que cuatro grupos de interés económico controlan este mercado, lo que inhibe mejores precios para los usuarios.

La Comisión, que preside el senador Higinio Martínez, recibió el análisis de la Cofece. En el documento se menciona que se identificaron 29 grupos de interés económico en todo el país, de los cuales hay cuatro grandes que son proveedores únicos en un amplio porcentaje de las rutas, además controlan más de la mitad de los viajes y de los pasajeros que se transportan en el país.

Al exponer el contenido del estudio, Juan Manuel Espino, director general de Estudios Económicos de la Cofece, dijo que a pesar de que existen condiciones de demanda para que en muchas rutas exista más de un proveedor, no hay presencia de competidores.

Comentó que esos cuatro grandes grupos de interés económico controlan 218 de las 820 terminales, lo que representa “más de la mitad de las corridas que hay en el país y más de la mitad de los pasajeros que se transportan”.

Aunado a ello, refirió que 76.8 por ciento -de las casi seis mil rutas que se identificaron para el estudio- son atendidas por un solo agente económico y 88 por ciento de sus rutas no enfrenta competencia.

Indicó que 820 terminales, de las 899 identificadas, son controladas o propiedad de una empresa de autotransporte; es decir, “quien tiene control de la central no otorga incentivos para dejar entrar un nuevo competidor y si lo deja, lo hace en condiciones de desventaja”.

Espino explicó que debido a la regulación vigente, el mercado del servicio de autotransporte federal de pasajeros presenta problemas de competencia e inhibe la participación de más empresas y agentes económicos. Ello, representa una pérdida de bienestar para los consumidores.

En este sentido, consideró que la entrada de un nuevo competidor en una ruta, reflejaría una disminución de hasta 40 por ciento en el precio por kilómetro. Las familias se enfrentan a un sistema de precios fijos por ruta sin importar día y hora de la semana.

Esta situación -agregó- impide el surgimiento de nuevos modelos de negocios y, por lo tanto, evita que haya mayor oferta y mejores precios para el consumidor.

Ante este escenario, dijo que la Cofece recomienda la entrada de modelos de negocio flexible, abrir el acceso a las terminales públicas, brindar certeza y transparencia jurídica a los nuevos competidores.

Recordó que este año vencen siete concesiones de terminales de autobuses, entre las que se encuentra la Central del Norte en la Ciudad de México, por lo que sugirió que el Gobierno las recupere para volverlas a concesionar en otros términos y reglas, y así, abrir el acceso a agentes económicos potenciales en igualdad de condiciones.

Recomendó actualizar el marco normativo y modificar las condiciones de entrada para nuevas empresas en las centrales públicas. Ello, a efecto de introducir presión competitiva. Opinó que de atenderse las recomendaciones de la Cofece, las condiciones actuales del sector se modificarían positivamente.

En tanto, María José Contreras de Velasco, directora general de Promoción a la Competencia de ese organismo, explicó que este tipo de estudios buscan poner al servicio de las autoridades el análisis técnico y recomendaciones para promover una mejor competencia en los mercados que regulan.

Desde el Legislativo, agregó, se pueden impulsar algunas de estas medidas en beneficio de los consumidores.

Por su parte, Leonardo de León, director general adjunto normativo de permisos de autotransporte federal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, dijo que es indispensable actualizar el marco normativo, debido a que tiene un desfase de 25 a 30 años.

Advirtió que el estudio debe contemplar las condiciones de seguridad por las que el país atraviesa. La posibilidad de que los usuarios tome camiones en cualquier esquina, explicó, es un factor que puede traer mayores riesgos.

Los servicios que plantean ascensos y descensos que no son una terminal de origen y destino, no cuentan con las características mínimas de seguridad y pueden ser utilizadas para la trata de personas o transporte de migrantes, puntualizó.

jose

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.