Debate de acusaciones mutuas, propuestas ilusorias y poco difundido

El gobernador más corrupto de todos: Gabino Cué
Los más duros cuestionamientos fueron entre Estefan, Jara, Murat y Robles.

* Los más duros cuestionamientos fueron entre Estefan, Jara, Murat y Robles

* Debate transmitido por CORTV de poca penetración

* El gobernador más corrupto de todos: Gabino Cué

* Robles y Estefan se emplazan a presentar pruebas de poseer cuentas bancarias en Estados Unidos

* No abordaron problemas sentidos de la población, solo promesas y el lugar común

Miguel Ángel Schultz

El debate entre los siete candidatos a la gubernatura de Oaxaca permitiría optar a la ciudadanía por el menos peor, pero no hubo ganador, ni elementos para distinguirlo, porque sólo hicieron acusaciones mutuas de corrupción, con propuestas de programas ilusorios, sin sustento en la realidad y contaron además con un tiempo reducido.

El evento se transmitió el pasado viernes por la noche por CORTV -el llamado canal invisible- que resultó aburrido bajo la conducción de Adriana Pérez Cañedo (que aún no se sabe cuánto le pagaron), que pareció favorecer al candidato del PRD-PAN, al llamarlo por su nombre de campaña Pepe Toño y no por José Antonio Estefan Garfias.

Lo anterior se comentó en la emisión de Encuentro Sabatino del sábado 30 de abril que se trasmite por sus 15 frecuencias de Encuentro Radio a todo el estado de Oaxaca, su plataforma de redes sociales de internet y por su canal de televisión de YouTube, bajo la conducción de Humberto López Lena, en enlace desde Rochester, Suiza.

Los más duros señalamientos se dieron entre los candidatos Alejandro Ismael Murat Hinojosa, de la coalición “Juntos hacemos más” integrada por los partidos Revolucionario Institucional (PRI); Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (PANAL); y José Antonio Estefan Garfias, de la coalición “Con Rumbo y Estabilidad por Oaxaca” (CREO) conformada por los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD).

Asimismo, Salomón Jara Cruz, del Partido Movimiento Regeneración Nacional (PMorena) y Benjamín Robles Montoya, del Partido del Trabajo (PT), que inició los señalamientos diciendo que Gabino Cué es el más corrupto de todos los gobernadores, por lo que de llegar a ganar meterá a todos los funcionarios corruptos a la cárcel. Sin embargo, los demás candidatos no le entraron a debatir con él.

En tanto que los partidos con registro local fueron más moderados en sus señalamientos, aunque insistieron en que ya no se debe votar por quienes han tenido la oportunidad de ser gobierno, por lo que pidieron tomarlos como una opción, según coincidieron los candidatos: Joaquín Ruiz Salazar del Partido Regeneración Social (PRS); Manuel Pérez Morales, del Social Demócrata (PSD) y Francisco Javier Jiménez Jiménez de Unidad Popular (PUP).

En Encuentro Sabatino -en el que también participan Francisco Vázquez, Wilfrido Hernández y Miguel Ángel Schultz-, el primero comentó que con el debate ganó la ciudadanía, al poder escuchar y ver lo que dicen y proponen los candidatos; que por la pobreza del debate crecieron los pequeños y se achicaron los grandes; pero fue más de lo mismo.

En su primera intervención, Robles Montoya fue el más proclive a debatir, con pocos resultados porque fue eludido por sus oponentes, y acusó a Estefan Garfias de tener una cuenta en un banco de Estados Unidos.

A lo que éste lo emplazó a probarlo en 24 horas, porque él sí probará que Benjamín, posee una cuenta bancaria en el vecino país del norte. Entonces veremos si cumple Benjamín y si Pepe Toño exhibe los documentos que prueban que efectivamente tiene una cuenta bancaria en Estados Unidos.

Por el formato, el debate resulta en sí una pasarela, poca atractiva para la audiencia, en una entidad donde el abstencionismo es el rey, por lo que resulta ilógico que no se haya promovido. El Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) tomaba los últimos acuerdos un día antes del debate, lo que habla de su improvisación.

Resulta inexplicable que hayan fijado las 19:00 horas del viernes para su transmisión, dejando de lado estaciones radiales, comunitarias permisionadas, las de la Comisión Nacional para el desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) y del Instituto Mexicano de la Radio (IMER) y no haber convocado a los radiodifusores concesionados para que se ampliara la cobertura.

Lo anterior sólo tiene una explicación, que no se oyera. Además traer de fuera a una conductora para conducir el debate, sin tomar en cuenta a las y los comunicadores de Oaxaca. Eso contradice que se pida que las y los candidatos sean nativos de Oaxaca; que tengan residencia efectiva de cinco años, luego entonces son puras simulaciones de los partidos, porque deben prevalecer los mismos principios para el proceso electoral.

Encuentro Radio tiene toda la capacidad para organizarlo, expresó López Lena, prueba de ello es que estamos en enlace desde Rochester, Suiza, contamos con equipo técnico y personal especializado, por lo que no nos costaría trabajo organizarlo.

De las propuestas, llamó la atención lo dicho por Alejandro Murat, que promoverá una amnistía para los presos políticos de Oaxaca, la creación de la fiscalía anti corrupción, que incluso la propondrá antes que inicie su gobierno, de ganar, que terminará obras inconclusas del gobierno, por lo que le dijeron que tal vez se refiere a las de su papá José Murat, quien fue gobernador de Oaxaca, hace dos sexenios.

Al referirse el abanderado priista que su papá sí terminó la autopista del Istmo, se ve que no la ha recorrido, ya que sólo es un tramo carretero.

Salomón Jara dio la sorpresa hablando en zapoteco, pero en su primera intervención repitió el discurso de Andrés Manuel López Obrador, las despensas con gorgojos, el avión, la Casa Blanca, refiriéndose a la agenda que tiene para la elección presidencial del 2018, pero sin referirse a Oaxaca, lo que hace ver que estas elecciones no son su prioridad. Cuestionó a Alejandro Murat y dejó de lado a Estefan Garfias.

Quien llamó la atención y dio la sorpresa fue Pérez Morales, que hizo propuestas lógicas y señalamientos precisos, aunque sigue siendo un virtual desconocido. Tiene antecedentes de participación de hace 30 años en la izquierda, al haber militado en el PRD.

Para los radioescuchas de Encuentro Sabatino, el debate fue un triste espectáculo “viendo a tanto animal, peleándose por un hueso”, no escucharon propuestas verdaderas, sólo una exhibición más de los políticos; los senadores y diputados deben bajarles el sueldo, ya que no legislan a favor del pueblo, sino imponen leyes a su favor por eso no aprobaron la propuesta de Ley Tres de Tres, como lo hicieron el PRI y el PVEM.

Lo que si queda claro es que uno de los siete será gobernador, que hicieron las mismas propuestas, las mismas promesas, las que escuchamos en cada elección, por lo que hay que pedir a los candidatos tengan respeto para los electores, que hagan una contienda digna.

De los otros contendientes hay que saber que el PUP, lo fundó Heriberto Pazos Ortiz, ya fallecido, en el periodo de gobierno de José Murat; quien lleva de candidato a Jiménez Jiménez, comerciante, no indígena.

Ruiz Salazar fue candidato a senador por el PVEM en los comicios presidenciales, pero renunció a favor de Diódoro Carrasco Altamirano. En su discurso inicial lo hizo en zapoteco en San Miguel Lachiguiri en el Istmo de Tehuantepec. Su partido se fundó el 8 de octubre de 2015, por lo que ésta será su primera elección y debe alcanzar su registro.

Asimismo se destacó la historia política de Estefan Garfias, cuando fue secretario de Gobierno en la administración de Carrasco Altamirano, cuando mandaba golpear a todo aquel que contravenía sus intereses. Salomón Jara, no tiene propuesta propia, repite las de López Obrador y ha impuesto a sus incondicionales y repite los mismos vicios que dice estar en contra.

Robles Montoya si hubiera sido el candidato de Gabino Cué y de la coalición CREO PAN-PRD, sería otra cosa muy distinta a lo que dice hoy.

De las propuestas de los siete candidatos no se escucharon los problemas reales de Oaxaca, como la invasión de 200 mil hectáreas en los Chimalapas, por parte de Chiapas; la presencia de las compañías mineras; la solución a los problemas educativos y la Sección 22 del SNTE, porque en cuanto se vayan los federales inmediatamente resurgirá el conflicto.

Tampoco se escuchó del problema de la siembra de enervantes, del trasiego de drogas, de la presencia de las grandes cadenas comerciales que están terminando con la economía local. Ni siquiera se habló del conflicto de la construcción del Centro de Convenciones en el Cerro del Fortín, solo escuchamos promesas, ofrecimientos y cuestionamientos sin mayor sustento.

jose

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.