Realizan operativo en penal de Tehuantepec; trasladan a 161 reclusos a las Islas Marías

Penal Regional de Tehuantepec
Coordinaron el operativo la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca, el Ejército Mexicano y la Secretaría de Marina
** Durante la revisión de las celdas aseguraron 92 televisores, 22 radio grabadoras y teléfonos celulares, entre otros objetos

** Desarticular la autodenominada Mesa Directiva que ejercían los internos en el centro penitenciario

Oaxaca, Oax.- Un grupo de 161 presos -ocho del sexo femenino- recluidos por delitos del fuero federal en el Penal Regional de Tehuantepec fueron trasladados a la Colonia Penal Federal de Islas Marías, así como 95 reclusos fueron trasladados a diversos penales de la entidad, en el marco del operativo “Saturno III”.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Oaxaca, con el apoyo del Ejército Mexicano y la Secretaría de Marina, llevaron a cabo el Operativo “Saturno III” en el penal de Tehuantepec, como parte de la estrategia diseñada para restablecer el orden en el interior de los reclusorios de esta entidad.

Con ello se da cumplimiento al convenio de colaboración entre la Federación y el Gobierno del Estado para la reclusión de procesados y sentenciados del fuero federal e internos del fuero común que requieran medidas especiales de seguridad o de vigilancia.

Lo que significa una depuración interna de los propios centros penitenciarios para disminuir la sobrepoblación y, a la vez, tener un mejor control sobre los programas de reinserción social que la SSP brinda a quienes por diversos motivos fueron sancionados, con pena corporal por la justicia y la sociedad.

En el dispositivo participaron alrededor de 600 elementos de seguridad y dos visitadores de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca. El personal de custodios de la Dirección de Reinserción Social realizó el pase de lista sin ninguna novedad.

Durante la revisión de las celdas, se aseguraron 92 televisores convencionales, 22 radio grabadoras, teléfonos celulares, seis minicomponentes, 40 reproductores de DVD, dos estéreos, dos refrigeradores, 15 licuadoras, tres hornos de microondas, una bicicleta fija, una caminadora, así como películas y discos piratas.

Cabe destacar que a Juan Carlos Escobar Ramos le fueron asegurados 72 mil 991 pesos, cantidad que fue puesta a disposición del Ministerio Público, con la finalidad de esclarecer su procedencia.

Asimismo, tras la incursión policíaca, 95 reclusos fueron trasladados a diversos penales, logrando con esto desarticular la autodenominada Mesa Directiva que ejercían los internos en el centro penitenciario.

Respecto a los nombres de los reos que fueron trasladados a las Islas Marías, Emanuel Castillo Ruiz, Subsecretario de Prevención y Readaptación Social, puso a disposición la línea 01 800 436 2097, donde la Secretaría de Seguridad Pública Federal dará a conocer toda la información pertinente únicamente a familiares de dichas personas, ya que los datos son de carácter reservado al público.

josé

2 thoughts on “Realizan operativo en penal de Tehuantepec; trasladan a 161 reclusos a las Islas Marías

  1. Nos alegra saber que habe9is leeddo y vaadrloo nuestra reflexif3n. Sin embargo,nos gustareda analizar un par de comentarios que se han expresado:- el verbo quiero expresa cierta reinvidicacif3n de su derecho a recibir una educacif3n . Desde nuestra perspectiva y experiencia laboral con este colectivo (ya son 7 af1os), consideramos que, efectivamente, es importante que los nif1os y nif1as tengan suef1os que quieran cumplir pero creemos que ese deseo viene condicionado de la familia en la que uno nace, por lo que el papel de los padres en la motivacif3n de los deseos de sus hijos es fundamental. Si los nif1os se mueven dentro de un entorno en el que casi en exclusiva el mundo laboral se basa en la venta, es pre1cticamente improbable que sus suef1os vayan me1s alle1 Por nuestra experiencia, los fanicos gitanos que este1n trabajando fuera del e1mbito de la venta se deben a que sus padres se han apayado , en el sentido de que han salido del entorno de la comunidad gitana, han visto mundo , y por tanto, hay un me1s alle1 , lleno de posibilidades. En la pre1ctica, la mayoreda de la comunidad gitana con la que trabajamos, no salen de su barrio, no tienen me1s experiencia vital que la vivida entre los miembros de su entorno. Esa experiencia vital es reducida, y limita los suef1os de los menores.Ased, como resumen, los nif1os y nif1as gitanos sed tienen suef1os, pero su realidad les impide llevarlos a cabo. Parte de este problema radica en las permanentes trabas que ponen los padres a la hora de que sus hijos acudan con regularidad al colegio, ya que los padres lo visualizan como un lugar peligroso para sus hijos, en donde, segfan nos dicen textualmente, hay violaciones, navajazos, peleas, muertes , etc. La escuela es el fanico medio en el que los nif1os gitanos podredan salir de su entorno social y descubrir un mundo lleno de posibilidades. Posibilidades de las que no se podre1n beneficiar, si no encuentran el apoyo en sus padres.- motivar a sus familias a seguir luchando a pesar de la desigualdad y presif3n socialSomos credticos con el hecho de que las familias luchen contra su desigualdad.Conocemos casos muy contados Las familias con las que nosotros intervenimos luchan por conseguir ayudas econf3micas. En este sentido, encontramos que las desigualdades son creadas en muchas ocasiones por ellas mismas.Quieren ayudas sociales y econf3micas para salir del paso , es decir, quieren el pescado, pero no quieren aprender a pescar . Es una realidad con la que nos encontramos diariamente. Suponemos que esto se debe a la filosofeda de vida que tienen estas familias: vivir el deda a deda, sin un proyecto de futuro claro.Parte del error viene dada de la Administracif3n, quien se comporta de forma paternalista, y no exige una contrapartida a la ayuda que se proporciona. – responsabilidad de cada agente tanto pfablico o privado para proporcionar y facilitar todos aquellos recursos que por desventajan carecen . Por nuestra experiencia, a nivel educativo, se facilita desde los centros escolares todos los recursos necesarios para su buena escolarizacif3n: material, libros, becas de comedor, incluso acompaf1amientos, aulas de diversificacif3n, aulas de compensacif3n educativa, apoyos escolares fuera del horario escolar, etc.El problema radica en que las familias no aprecian dichas ayudas, y de hecho las llegan a exigir sin beneficiarse de ellas, es decir, al no acudir al colegio, no les sirve de mucho el tener becas de libros, de comedor, compensacif3n educativa, etc.Por lo tanto, la Administracif3n Pfablica se este1 gastando un dinero que acaba (en este sentido) en saco roto .Respecto a discriminacif3n , las familias gitanas que este1n integradas en la sociedad (no asimiladas) no se sienten atacadas, o discriminadas, o sufren racismo o xenofobia, por nadie Las familias con las que trabajamos se excudan en estas palabras para seguir su vida normal , y seguir adquiriendo los beneficios que se les facilita desde la Administracif3n Pfablica.Se nos invita a contactar con la FSG. Ya hemos contactado en varias ocasiones, una de las cuales iba enfocada a buscar un proyecto educativo que facilitase la asistencia regular a clase de nuestros nif1os gitanos (en un distrito de Madrid). La respuesta fue: no hay problema, vamos a realizar unas jornadas . Nosotros insistimos en que no queremos jornadas, queredamos un proyecto real dirigido a las familias y a los colegios para acabar con el absentismo escolar de estos menores. A deda de hoy (ya han pasado varios af1os), estamos a la espera de dicho proyecto.Esperamos, nuevamente, que esta reflexif3n sea beneficiosa para todos.No queremos ofender a nadie, ni crear males entendidos ni pole9micas.Solamente estamos hablando de nuestra experiencia laboral con la comunidad gitana.Un saludo!

  2. Hola, somos educadores de atmenbisso escolar.Estuvimos en la presentacif3n de esta campaf1a, en el Cedrculo de Bellas Artes, con la esperanza de ver algo novedoso y realmente eficaz. Consideramos que la campaf1a este1 mal enfocada.Creemos que el tedtulo de e9sta debereda ser: Pape1, mame1 de mayor quiero ser , ya que desde nuestra experiencia laboral hemos observado que los menores gitanos con los que trabajamos sed tienen suef1os (ser policeda, veterinario, peluquera, futbolista ), pero son los padres los que impiden que sus hijos sigan estudiando. La campaf1a debereda ir enfocada a los padres, trabajar con ellos para concienciarles de la importancia de la educacif3n formal. Si esto no se consigue, por mucha fotografeda que se haga, los nif1os no van a estudiar.Nos sentimos impotentes al luchar contra esta realidad, y apenas encontramos apoyo en las asociaciones y/o fundaciones dedicadas a esta poblacif3n.Esperamos que esta reflexif3n os sirva Por mucho compromisos que desde las Administraciones se hayan verbalizado, la realidad demuestra que cuando en la familia no se tiene ningfan aprecio por la educacif3n, los menores seguire1n faltando a clase, abandonando el aula, y finalmente, recurriendo a servicios pfablicos para solicitar ayudas econf3micas por no tener una formacif3n que les permita acceder a empleos diversos y a sustentarse por sed mismos.En la presentacif3n tambie9n se hablf3 de racismo contra los gitanos.Creemos que desde las instituciones (centros escolares, servicios a la ciudadaneda, etc) se facilita la incorporacif3n e integracif3n (que NO asimilacif3n) de los menores en el aula. El problema radica cuando un nif1o o nif1a deja de asistir a clase por x motivos (porque los padres no se levantan a la hora para llevarles al colegio, porque los nif1os se quedan hasta altas horas de la noche viendo la TV f3 en la calle, etc.). Es decir, son ellos, no los payos , los que impiden a sus propios hijos formar parte de la sociedad.Se trabaja intensamente con las familias, para que estas se conciencien de la necesidad de la educacif3n formal, utilizando mfaltiples estrategias, desde la empateda, el acompaf1amiento, facilite1ndoles becas, derive1ndolos a aulas de refuerzo educativo, acogida en los centros escolares, hasta acciones punitivas cuando se observa que no hay un intere9s real para que los menores acudan al colegio. Ni siquiera los mediadores gitanos con los que hemos trabajado pudieron atajar esta situacif3n, ya que muchos padres los consideraban apayados .La pregunta es: bfquie9n se acaba discriminando? Y por otro lado, bfcf3mo acabar con este problema?Creemos que es un trabajo a largo plazo, pero habreda que intervenir directamente con los padres para conseguir esa concienciacif3n, y que este largo plazo , ased, se convierta en medio plazo .De hecho, las experiencias positivas mostradas durante la presentacion contaban con el apoyo de las familias. Y esa, creemos, es afan una minoreda dentro de la poblacif3n gitana.Reiteramos, a modo de resumen, que muchos nif1os sed quieren estudiar e ir al colegio, pero no encuentran el apoyo de los padres, de las familias, y de la sociedad gitana de la que forman parte, para que sus suef1os se hagan realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*