Surgirá del IMSS la Nueva Normalidad de México en materia laboral y de salud

* A un sistema de salud lo peor que le puede pasar después de una pandemia es no aprender de las lecciones: Zoé Robledo

* El titular del IMSS se reunió con estudiantes MBA de la Universidad de Stanford, Estados Unidos

Ciudad de México.- La Nueva Normalidad de México en las áreas laboral y atención de la salud surgirá del Instituto, ya que el país se encuentra en un buen momento debido al trabajo realizado por las instituciones para la atención de la pandemia por Covid-19, aseguró el director General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo Aburto.

Durante una reunión con estudiantes de la Maestría en Administración de Negocios (MBA, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Stanford, Estados Unidos, expresó que existen oportunidades para la Nueva Normalidad, ya que después de una pandemia, a un sistema de salud lo peor que le puede pasar es no aprender de las lecciones, “y eso es lo que queremos hacer, que la Nueva Normalidad no sea el estado de cosas anteriores”.

Uno de los primeros elementos de la Nueva Normalidad tiene que ver con un sistema de salud enfocado en lo preventivo, “en ese 80 por ciento de los padecimientos que se pueden evitar con cuestiones que van desde más tiempo para el ejercicio, el ocio, buena alimentación y determinantes sociales de la salud”, comentó.

La primera decisión que se tomó en México fue que el Sistema Nacional de Salud trabajara conectado, sin importar a qué población se atendería, lo cual significó para el IMSS que 233 hospitales se reconvirtieran para atender una enfermedad nueva y desconocida “con muchos retos incluso específicos para la población mexicana, que tiene de la prevalencia más alta en el mundo de enfermedades crónico-degenerativas”, abundó.

Manifestó que se tuvo el reto por crecer en términos de infraestructura y para ello con Cemex se hizo un modelo de hospitales de 40 camas, sumado con los Centros de Atención Temporales como el Hospital del Autódromo Hermanos Rodríguez con 400 espacios, cuya suma entre consultas médicas, cirugías, detecciones y demás se atendieron a cerca de 2.5 millones derechohabientes y personas sin seguridad social.

“Adicionalmente a eso fueron cerca de 350 mil personas hospitalizadas en alguna instalación del IMSS y luego tuvimos una participación importante durante la vacunación, que inició en diciembre del 2020 primero con el grupo más vulnerable, que es el personal de salud, y después con los grupos de población, empezando por los adultos mayores y bajando por el grupo de edad”, dijo.

Robledo Aburto externó que en segundo lugar deben transformarse los ambientes laborales, porque en el trabajo muchas industrias que han crecido, la maquila por ejemplo, carecen de programas al interior que permitan hacer una corresponsabilidad de las empresas con las instituciones en el cuidado de salud de los trabajadores.

“Y ahí es en donde hemos trabajado con ellos para pensar cómo se va a ver ese nuevo sistema, cosas tan elementales como tener lactarios para una mujer que está en etapa de alimentación de un recién nacido”, refirió.

Señaló que se contempla un espacio del nuevo mundo laboral en donde se debe determinar su abordaje, ya que en México hay dos millones de trabajadoras del hogar y para este sector se estableció, antes de la pandemia, un modelo piloto que permitiera su aseguramiento, “y hoy por Ley están aseguradas, tienen seguridad social, pero ese mismo modelo va a pasar para muchos trabajos independientes, para trabajos de plataforma”.

El director General del IMSS indicó que el Instituto durante la pandemia tuvo que incorporarse en la economía, ya que hubo un impacto en el crecimiento y el indicador más importante fue la creación del empleo, antes de la emergencia se tenían 20.7 millones de empleos, luego se observó una disminución de un millón, pero actualmente se recuperaron e incluso están por encima.

josé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*