Abandonan pueblo por violencia en Oaxaca

Un grupo de 49 personas, en su mayoría mujeres, niños y niñas determinaron salir de su pueblo Zimatlán de Lázaro Cárdenas y se refugiaron en el municipio de Tlaxiaco

Se refugiaron en el municipio de Tlaxiaco
Abandonan pueblo por violencia

Ante el clima de violencia que se vive en la comunidad de Zimatlán de Lázaro Cárdenas, por los constantes disparos de arma de fuego que presuntamente disparan sus vecinos de San Sebastián Nopalera, por la disputa de tierras, en la región mixteca, la noche de este sábado un grupo de 49 personas, en su mayoría mujeres, niños y niñas determinaron salir de su pueblo y se refugiaron en el municipio de Tlaxiaco, en la región mixteca.

El presidente interino del Centro de Derechos Humanos de Asesoría  a Pueblos Indígenas (CEDHAPI), Rufino Benítez Sánchez, explicó que ahora las 49 personas llegaron a las instalaciones de este organismo en la ciudad de Tlaxiaco, a unos 150 kilómetros al poniente de esta ciudad.

La población de Zimatlán de Lázaro Cárdenas se localiza en la región mixteca, a unos 370 kilómetros al poniente de esta ciudad y el agente municipal, Bernardino Hernández, informó que existe un conflicto con la comunidad de Nopalera, cuyos habitantes de esta última comunidad se han apoderado de al menos 20 hectáreas de tierras de cultivo.

Las personas  llegaron a refugiarse en las oficinas de CEDHAPI, mismas que fueron habilitadas como dormitorios, ahí están 17 mujeres adultas, 16 niños y 15 niñas, junto con ellos llegó Rubén Hernández Cruz, quien está herido de bala en el hombro derecho, donde aun tiene alojada la bala.

El problema se agudizó en el mes de marzo pasado cuando un grupo de campesinos intentó limpiar sus tierras para cultivar y fueron atacados a balazos, desde entonces  se encuentran desaparecidos los campesinos Marcelino Hernández Jiménez y Eleazar Asunción Sánchez Hernández.

Benítez Sánchez explicó que personal de CEDHAPI apoyó a este grupo de personas para abandonar su comunidad, pues era urgente, ya que sus vidas corrían peligro en aquella población, donde desde marzo pasado decenas de viviendas, así como cultivos han sido incendiados.

El defensor de derechos humanos dijo que en la comunidad sólo quedaron hombres, ya que otras 70 personas se refugiaron en el municipio de Putla de Guerrero, mismo que se localiza a unos 100 kilómetros de distancia de la zona de conflicto.

A Zimatlán de Lázaro Cárdenas llegó un grupo de al menos 50 policías estales, mismos, que a juicio de Benítez Sánchez “son insuficientes” y que además “fueron recibidos a balazos”.

Por ahora, dice el presidente interino de CEDHAPI, solicitan al gobierno del estado, garantías de seguridad para las personas que se quedaron allá y que inicie una mesa de negociación para que las personas que tuvieron que salir, retornen a  su comunidad.

A la población en general, solicitó víveres para las personas refugiadas en Tlaxiaco, ya que es difícil atenderlas, pero lo prioritario ahora “es salvaguardar sus vidas y para ello tuvieron salir de su comunidad”.

Aclaró que los hechos violentos que se han registrado en aquella zona del estado, “no son enfrentamientos como dice el gobierno del estado, porque los habitantes de Zimatlán no han disparado una sola vez, los disparos de arma de fuego vienen de Nopalera”.

El Universal

josé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*