Adquirir un buen calzado evita problemas en las articulaciones de niños: IMSS

Médico ortopedista del IMSS
Los zapatos abrigan, protegen, modelan y brindan equilibrio al caminar.

Oaxaca de Juárez, Oaxaca.- Los zapatos abrigan, protegen, modelan y brindan equilibrio al caminar, por ello, a la hora de comprar para los niños, es necesario tener en cuenta la forma, el material y el tipo de calzado, en relación a la edad del menor, señaló Miguel Ángel Sosa García, médico ortopedista del Hospital General de Zona número 1 del IMSS.

Es fundamental que se compren cómodos y de calidad, que ofrezcan además aireación; que todo el pie se apoye completo, “pues recordemos que son estos los que soportan el peso de todo el cuerpo”, agregó el especialista en la Delegación Oaxaca del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La utilización del tipo correcto de calzado, dijo, afecta directamente en el bienestar del pie e incide indirectamente en el apropiado funcionamiento de las articulaciones, columna vertebral y cuello.

“Debemos tener en cuenta que los huesos de los pequeños apenas están creciendo y formándose, por ello, es de suma importancia que usen el calzado correcto para evitar deformaciones de los pies y de las patologías del aparato locomotor y circulatorio”, añadió.

Es necesario tener en cuenta la forma, material y tipo de calzado.
Es necesario tener en cuenta la forma, material y tipo de calzado.

Alguna de las características que deben ser consideradas por los padres de familia a la hora de comprar el calzado son el material, la forma, el número y la altura. En cuanto al material, se recomienda que sea transpirable para evitar la sudoración y así poder evitar rozaduras y hongos.

La suela del zapato debe ser tamaño mediano para que el peso de todo el cuerpo se distribuya de manera pareja, estar formada por un material blando y flexible para amortiguar posibles espolones y callos en la planta del pie. Se debe elegir el tamaño en aproximadamente un centímetro de diferencia desde la punta del dedo gordo del pie hasta la punta del zapato. El talón debe estar reforzado con el contrafuerte para darle mayor estabilidad.

Por lo anterior, exhortó a los padres de familia a que observen la postura y el andar de sus hijos, pues es en la infancia cuando se deben corregir algunos problemas de los pies, como son el pie plano, pie valgo, éste último, deformación congénita, por mencionar algunos.

De presentar alguna anomalía, Sosa García recomendó acudir con el médico especialista, quien valorará y recomendará el tratamiento adecuado para estos casos.

jose

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.