BIDEN BUSCA CREAR UN MARCO INTEGRAL PARA PROMOVER UNA MIGRACIÓN SEGURA Y ORDENADA EN AMÉRICA DEL NORTE Y CENTRAL: ANTONY J. BLINKEN, SECRETARIO DE ESTADO

A través de una Orden Ejecutiva sobre migración regional en América del Norte y Central, el presidente Joe Biden ha delineado un enfoque integral para gestionar la migración humanitaria en América del Norte y Central, según lo dio a conocer Antony J. Blinken, secretario de Estado del gobierno de los Estados Unidos.

Señaló que al implementar el enfoque presentado por el Presidente, Estados Unidos será un socio regional confiable, trabajando con gobiernos, organizaciones internacionales, la sociedad civil y el sector privado para establecer una estrategia integral para abordar las causas fundamentales de la migración en la región; construir, fortalecer y expandir la capacidad de asilo, reasentamiento y otros sistemas de protección en los países de América del Norte y Centroamérica; aumentar las oportunidades para que las personas vulnerables encuentren protección más cerca de casa; y mejorar las vías legales para la migración a los Estados Unidos.

Estados Unidos se compromete a identificar e implementar todas las formas de ayuda apropiada y legalmente disponible para complementar la protección brindada a través del Programa de Admisión de Refugiados de Estados Unidos, dijo.

Esta revisión incluirá la coordinación entre los Departamentos de Estado y Seguridad Nacional para tomar las medidas necesarias para restablecer y mejorar el Programa de Menores Centroamericanos y buscar formas de promover la unidad familiar a través de los programas humanitarios de Estados Unidos.

Como se indica en la Orden, Estados Unidos tiene la intención de suspender y rescindir los Acuerdos de Cooperación de Asilo bilaterales con los Gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras.

Estados Unidos mantiene su compromiso de trabajar con los gobiernos de la región para abordar la migración irregular y garantizar una migración segura, ordenada y humana. Estamos trabajando para establecer y expandir un enfoque cooperativo y mutuamente respetuoso para gestionar la migración en toda la región que se alinee con nuestros valores nacionales y respete los derechos y la dignidad de cada persona.

Al mismo tiempo, buscamos trabajar con socios en la región para abordar las causas fundamentales que obligan a las personas a migrar, incluida la mejora de la gobernanza y el estado de derecho, la lucha contra la corrupción y la impunidad, abordar los impulsores climáticos de la migración y respetar los derechos humanos.

La suspensión de estos acuerdos refleja nuestras obligaciones bajo las leyes estadounidenses e internacionales de proteger a los refugiados, y es consistente con nuestros compromisos de brindar asistencia humanitaria, apoyar los esfuerzos de protección y desarrollar la capacidad de asilo en estos países.

La cooperación internacional es fundamental para garantizar una migración segura, ordenada y humana. Estados Unidos espera trabajar con nuestros socios en América del Norte y Central para mantener unidas a las familias, aumentar la resiliencia de nuestras sociedades y crear un futuro más próspero para todos.

Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*