Concluyen Conversatorios “México en el camino hacia la diversificación: potencialidades para el futuro”

* Las conclusiones serán consideradas en el trabajo legislativo

* Necesario aprovechar la posición de México como actor global de economía abierta

Ciudad de México.- Al clausurar la serie de conversatorios “México en el camino hacia la diversificación: potencialidades para el futuro”, Héctor Vasconcelos, senador y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, dijo que las conclusiones y recomendaciones obtenidas coadyuvarán en la labor Legislativa del Senado y acompañaran en el esfuerzo del Poder Ejecutivo, encaminado a la implementación de una estrategia de diversificación inteligente y condición global para México.

Dentro de las recomendaciones, se plantea la implementación de una estrategia de diversificación inteligente y con visión global para el país, con una economía abierta y de amplia participación internacional, con sectores productivos integrados en cadenas globales de valor.

Se reconoció que se debe promover una estrategia que consolide las relaciones existentes y forjar auténticas alianzas mediante el reconocimiento de oportunidades, para impulsar los intereses del país en el exterior e identificar nuevos espacios, para ampliar su presencia con énfasis en las regiones más dinámicas, en concreto en la región Asia Pacífico.

También se precisó que la eventual ratificación del tratado México, Estados Unidos y Canadá, y la modernización del Acuerdo Global con la Unión Europea, permitirá reforzar la confianza entre México y sus socios, y tener claridad hacia dónde pueden dirigirse los esfuerzos de crecimiento y oportunidades de desarrollo.

Además, se plateó la necesidad de estudiar la viabilidad de establecer acuerdos de libre comercio con países como Brasil, Corea del Sur y China.

Al respecto, Vasconcelos resaltó que la negociación de un acuerdo de libre comercio entre México y Brasil enfrentaría severas resistencias en ambos países.

El sector agropecuario mexicano, dijo, se ha opuesto la posibilidad de entendimiento en virtud de la reconocida productividad del campo brasileño. No será sencillo formular propuestas de salvaguardas, cupos o plazos de desgravación que reduzcan los temores de nuestros productores y sean aceptables para Brasil, afirmó.

Por parte de Brasil, la resistencia vendría del sector industrial, agregó. En general, las economías de uno y otro país no son actualmente complementarias y al menos hasta tiempos recientes, la industria mexicana parecía más competitiva que la brasileña, como lo demostró el sector automotriz, argumentó Vasconcelos.

En su intervención, Dora Rodríguez Romero, coordinadora de Asesores de la Subsecretaría de Comercio Exterior, de la Secretaría de Economía, señaló que Brasil es el séptimo socio comercial, únicamente con el 1.2 por ciento del comercio.

América Latina, dijo, es un socio natural comercial de México, plataforma de productos de exportación de productos manufacturados y en particular para las Pymes representa una oportunidad de mercado.

Agregó que tanto México como Brasil son parte del Mercosur y de la Alianza del Pacífico, lo que representa casi 80 por ciento de la población de la región, en el PIB representa casi 90 por ciento, y en términos de comercio casi 85 por ciento de la región, por lo que se tiene un aliciente para consolidar el proceso de integración de América Latina, vía estos dos bloques.

Asimismo, Mauricio Carvalho Lyrio, embajador de Brasil en México, precisó que se tiene una gran integración de inversión, porque 30 mil millones de dólares de inversiones totales de México en Brasil y viceversa, no es poco.

El comercio bilateral está muy por debajo del potencial, y esto, añadió, tiene que ver con la inexistencia de un acuerdo comercial ambicioso de libre comercio. Las economías de ambos países son complementarias, competidoras, puntualizó.

Carvalho Lyrio apuntó que Brasil está en un momento claro de doble actuación: de liberación y de modernización. Esto, apunta a la apertura del mercado porque hay una decisión política de abrirlo. Es una oportunidad, ya que no tiene implementado ningún acuerdo de libre comercio con una gran economía.

Un acuerdo entre Brasil y México, aseguró, puede pasar más rápido en términos de ratificación ante los congresos de ambos países.

También participaron Mariana Magaldi de Sousa, profesora del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE); Rafael Nava, director de Relaciones Institucionales de MABE; y Hans Werner, director General de Natura México; y en representación del Subsecretario para América Latina y el Caribe, el embajador Edmundo Font.

El conversatorio fuer organizado por el Senado de la República, las secretarías de Economía, de Relaciones Exteriores, por el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce), el Consejo Mexicano de Negocios y el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

jose

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.