Deplora CNDH expresiones misóginas de funcionarios públicos y legisladores

* Manifiesta solidaridad con las mujeres agraviadas

* Destaca que la paridad de género en la representación política es garantía constitucional

Ciudad de México.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) expresa su solidaridad con las mujeres que han sido agraviadas por los dichos de hombres en cargos de poder y representación, a quienes con pleno respeto a su libertad de expresión les recuerda que la igualdad y paridad de género en los cargos públicos y en la representación política están garantizadas en la Constitución General.

Este Organismo Constitucional Autónomo señala que expresiones denigrantes vulneran tanto el marco jurídico nacional vigente, como instrumentos internacionales, consensos y la agenda global general en que está plasmada dicha garantía.

La igualdad y paridad de género en los cargos públicos y en la representación política da respuesta a la exigencia de participación equilibrada de las mujeres y hombres, y representa una ruptura a estereotipos sociales y roles de género, ya que coloca a las mujeres en el espacio público y en el acceso al poder, y hace justicia a décadas de lucha para superar el déficit democrático por razón de género, indica.

La CNDH destaca que, contrario a la conducta observada por funcionarios y legisladores que han denostado u ofendido a las mujeres desde los espacios de poder, se debe generar un entorno de respeto al derecho a disentir y evitar discursos de odio y polarizantes que dividan y propicien que la mentira, encono, insulto y la descalificación infundada se vuelvan moneda común en la vida pública de México.

Enfatiza que, hasta ahora, las mujeres mantienen una participación marginal en la toma de decisiones de mando y poder que definen el destino de México, ya que el porcentaje de su presencia en los puestos de mayor responsabilidad y nivel jerárquico dentro de la Administración Pública Federal (APF) es inferior al 25 por ciento del total de plazas.

Esto, añade, contrasta con su presencia en los niveles de mando más bajos, en los cuales ocupan cerca del 47 por ciento de los mismos, como se consigna en el “Estudio sobre la Igualdad de Mujeres y Hombres en Materia de Puestos y Salarios en la Administración Pública Federal 2017”, elaborado por la CNDH.

De acuerdo con la Encuesta de Igualdad 2018 de la CNDH, uno de los ámbitos donde se percibe mayor desigualdad entre mujeres y hombres es el político, donde la desigualdad es del 28.3 por ciento. También se advierte que el 61.6 por ciento de las personas encuestadas considera que en el país se ha trabajado poco para promover la participación de las mujeres en la política.

La igualdad entre mujeres y hombres es un compromiso del Estado mexicano desde hace 12 años, al aprobarse la Ley General de Igualdad, mismo que se amplió en 2014 cuando la paridad quedó inscrita en la Constitución Mexicana, y se amplió todavía más al entrar en vigor, en junio pasado, la Reforma Constitucional que garantiza la paridad de género en los cargos públicos y en la representación política.

La CNDH reafirma que respetar la presencia de las mujeres en los espacios públicos, en los congresos y en la toma de decisiones es cumplir con la ley.

jose

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.