En el Senado se ha avanzado para saldar deuda histórica con pueblos originarios y afromexicanos

* Es necesario promover su inclusión en esferas política, económica, social y cultural: Pinedo Alonso

Ciudad de México.- Durante los últimos tres años, a través de la aprobación de diversas reformas y creación de nuevas leyes, el Senado de la República ha avanzado en el reconocimiento y garantía de los derechos de los pueblos originarios y afromexicanos, aseguró la senadora presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico-África, Cora Cecilia Pinedo Alonso.

Al hacer uso de la palabra, en el Parlamento de paz sostenible ante los pueblos originarios México-África, afirmó que el país seguirá con la promoción de los estándares más altos de protección de los derechos de estas comunidades, además, de asegurar que ante la Emergencia Sanitaria puedan acceder sin discriminación alguna a los servicios de salud.

En este sentido, destacó la aprobación de la Ley del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, para garantizar el ejercicio y la protección de los derechos de las comunidades originarias, así como las reformas al Artículo Segundo de la Constitución, con el objeto de saldar la deuda histórica con las personas afromexicanas.

Se busca cumplir con los mandatos internacionales, reconociéndolos como una de las raíces culturales, sociales e históricas de México, manifestó.

Pinedo Alonso expresó que aún queda un amplió camino por recorrer, pero estas acciones son fundamentales para robustecer el respeto a la diversidad cultural de los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas, así como promover su inclusión en las esferas política, económica, social, cultural o en cualquier otra de la vida pública del país.

Por su parte, el senador del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, Ángel García Yáñez, dijo que todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos de los pueblos originarios.

Refirió que, de acuerdo con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, los derechos de las personas afrodescendientes que más se violentan en México, son el trato digno y la igualdad de oportunidades.

Por ello, expresó, es fundamental dejar atrás los estereotipos y velar por el reconocimiento de su entidad étnica, sus contribuciones culturales e históricas y de su pertenencia e importancia participativa en la sociedad mexicana.

Mariano Gutiérrez Oliver, presidente de la Federación de Líderes por las Naciones para América Latina y el Caribe, llamó a sumar las voces a favor de los pueblos originarios para fortalecer los lazos de cooperación internacional.

Es momento, agregó, de abrir los nuevos periodos diplomáticos a favor de las identidades de los pueblos que conforman nuestras naciones, porque para luchar contra las desigualdades, “necesitamos de la voluntad política de nuestros gobiernos”.

Delois Blakely, embajadora de Buena Voluntad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), dijo que representa las voces de todos los niños y jóvenes que vienen de diferentes culturas o tradiciones, para que sean escuchadas ante los líderes de las naciones.

Destacó que los objetivos de desarrollo de las Naciones Unidas están encaminados a comprometerse con todos aquellos que toman decisiones, como lo hacen en los poderes legislativos y judiciales en el país, para que sean parte de la tendencia del futuro en beneficio de estos sectores de la población.

En su participación, Macrina Vallejo Bello, presidenta de la Comisión de Fortalecimiento Municipal, Desarrollo Regional y Pueblos Indígenas del Congreso del estado de Morelos, lamentó que con la pandemia de Covid-19, se amplió la brecha de desigualdad en las comunidades indígenas del país.

Los pueblos indígenas son “poseedores de una gran diversidad de cultura, tradiciones y sistema de conocimiento único, además, compartimos una relación espiritual, cultural, social y económica con nuestras tierras y con el entorno”, recordó.

josé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*