Exposición excesiva al sol o fuentes de radiación ultravioleta, pueden ocasionar melanomas

Oaxaca de Juárez, Oaxaca.- La piel, así como el cuerpo, crecen y va reflejando la edad que tengamos, más allá de presentar signos como arrugas, pecas o lunares, existen manchas que van apareciendo y no precisamente signo de envejecimiento. Por el contrario, estas manchas inusuales, pueden estar vinculadas con el cáncer.

Perla Vázquez Altamirano, coordinadora de Prevención y Atención a la Salud del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), explicó que cuando la piel se expone al sol o lámparas y cabinas bronceadoras, fuentes de radiación ultravioleta, el cuerpo produce más melanina como acción de defensa a los rayos ultravioleta (UV), lo que a largo plazo se van convirtiendo en lunares, o pecas que se pueden transformar en células malignas.

Por ello, es necesario que las personas en general creen una cultura de revisar su piel, al menos una vez al mes, después de bañarse, por ejemplo. Es preciso conocer el patrón de lunares, pecas y marcas que aparecen o modifican su forma, aspecto y tamaño, agregó.

Estas manchas pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo, incluso en las uñas como pequeñas manchas negras o azuladas y tienden a cambiar de tamaño, color y hasta forma. Es necesario que las personas estén muy atentas a cualquier cambio en su cuerpo, pues muchos de estos padecimientos no suelen causar sintomatología, hasta que se manifiesta como una herida que no sana o una pequeña protuberancia.

Ante ello, Vázquez Altamirano recomendó tomar las medidas preventivas necesarias, así como evitar la exposición al sol, incluir protectores solares, sombreros, gafas que absorban los rayos UV, ropa de algodón, preferentemente de colores claros.

Destacó que aunque no se haga conscientemente, las personas que tienen que trabajar al aire libre, deportistas o cualquier persona que pase más de cinco minutos expuesto, lo ideal es usar un protector solar, sombrero o gorro, para evitar que los rayos ultravioleta penetren en la piel. Luego de señalar que los melanomas normalmente son de color marrón, pero pueden desarrollar más colores a medida que crecen, añadió que otras características que pueden presentar también son comezón o sangrado, por lo que ante el mínimo indicio de mancha o lunar extraño en la piel se debe acudir con el médico familiar para que lo analice y le recomiende el tratamiento adecuado a su padecimiento.

jose

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.