Gobierno de Murat, de media a baja en #RankingMITOFSKY

Miguel Ángel Schultz

El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, del PRI, llega a mitad de su mandato e inicia el descenso de su gobierno (1 de diciembre 2016 – 30 de noviembre 2022), cuyo ejercicio gubernamental, la población lo sitúa en un desempeño bajo, de acuerdo al reporte correspondiente al mes al 19 de octubre elaborado del #RankingMITOFSKY Gobernadores y Gobernadoras de México, por lo que de septiembre a octubre descendió de desempeño medio a bajo, con una aceptación de entre el 29 al 20 por ciento.

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha estado en Oaxaca 11 veces, hasta dice que es avecinando, en cuyas giras se ha hecho acompañar por Murat Hinojosa, quien no ha logrado hacer amainar la rechiflas en su contra, por lo que el mandatario federal ha tenido que entrar al rescate pidiendo a sus simpatizantes respeten la investidura del gobernador.

Aún pesa sobre sí la sombra del ex gobernador José Murat Casab (1998-2004), del PRI, al tener un buen número de colaboradores que sirvieron en ese sexenio a su padre, y también porque algunos más llegaron de otras entidades del país, particularmente del Estado de México, por lo que no ha logrado comprender lo que es Oaxaca, cuya cultura hay que vivirla para asimilarla, más aún cuando muchos de ellos se van a sus lugares de origen cada que pueden, por lo que no han dejado de ser extraños al lugar donde ganan el sustento diario, a pesar de los casi tres años trascurridos.

La violencia y señalamientos de corrupción son los elementos que más pesan en su contra, ya que en las regiones de la Cuenca del Papaloapan, el Istmo de Tehuantepec y la Costa, la inseguridad sigue siendo una constante. Recientemente en una emboscada (8-noviembre-2019) en San Vicente Coatlán, fueron asesinados cinco elementos de la policía estatal y dos más heridos.

Esta zona es la tercera productora de amapola en Oaxaca. Aun así, a decir de los mismos policías, enviaron en un operativo improvisado a los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO), cuyo titular es Raúl Ernesto Salcedo Rosales, quien es egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN). Cuenta con una especialidad en formación en Alta Dirección para la atención de riesgos regionales de los mandos de instituciones de seguridad de Centroamérica, El Caribe y México, por el Fondo Mixto de Cooperación Técnica y Científica México-España.

De acuerdo al #RankingMITOFSKY Gobernadores y Gobernadoras de México, en seguridad, el 51 por ciento de los encuestados (19-octubre-2019) consideró que estaba peor que el mes pasado, septiembre 2019, situándose Oaxaca en la posición 11 como entidad segura.

A lo largo de este sexenio han sido asesinadas de manera violenta 364 mujeres, de acuerdo al recuento realizado por la Asociación Civil Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad de Género, a pesar que desde el año pasado (septiembre 2018) se declaró la Alerta de Género en 40 de los 570 que conforman el estado de Oaxaca, pero ni aun así se ha logrado contener la violencia contra las mujeres, lo que muestra los pocos resultados alcanzados por Ana Isabel Vásquez Colmenares Guzmán, titular de la Secretaría de las Mujeres de Oaxaca.

Las marchas y protestas son una constante en Oaxaca, la toma de las casetas de las autopistas de la entidad son un jugoso negocio para grupos de personas que enarbolando demandas de justicia social las “ordeñan”, lo que son un verdadero atraco a los usuarios que no les queda más que aceptar la extorsión para continuar su viaje.

Los bloqueos de calles y avenidas de la capital del estado también es el pan nuestro de cada día, ante el vacío de autoridad que existe en Oaxaca, lo cual es responsabilidad tanto de Murat Hinojosa, como de López Obrador, cuyos representantes en la entidad muestran más carencias que capacidades.

Otro factor negativo para el mandatario estatal es la incapacidad del presidente municipal de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín, del partido Morena, que ha llenado las calles con más de cuatro mil vendedores informales, solo hay que ver el mercado en que se han convertido el Zócalo de la capital del estado, la Alameda de León y el Portal del Palacio de Gobierno.

Los daños materiales que dejaron los terremotos del 7 y 19 de septiembre de 2017, aún persisten, por citar un ejemplo, el 47 por ciento de los planteles educativos siguen sin ser reparados, al igual que varias localidades principalmente del Istmo de Tehuantepec.

La autorización de un endeudamiento de tres mil 500 millones de pesos y el refinanciamiento de la deuda de largo plazo por 13 mil 500 millones de pesos autorizado por la 64 Legislatura del Estado, despertó la crítica de la población que no cesa.

En Oaxaca siempre se presumen los presupuestos otorgados por el Gobierno Federal y se habla de cantidades históricas, que no se ven por ningún lado. El Gobierno de Oaxaca está en el sitio 29 como las menos corruptas, es decir está considera la tercera más corrupta.

En materia de salud, una demanda tan sentida de la población está hecha un desastre, al ocupar los primeros lugares en muertes por influenza, ya que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el mayor índice se ha registrado en la Ciudad de México, Estado de México, Hidalgo, Puebla, Oaxaca, Chihuahua y Veracruz. En casos de dengue, se han registrado mil 471 casos con cuatro muertes, lo que la ubica en la cuarta posición nacional de registro de esta enfermedad.

No se diga los estragos causados por la diabetes, que a pesar de haber sido este 14 de noviembre el Día Mundial de la Diabetes, no se hizo ninguna campaña preventiva; así como la falta de medicinas y personal médico responsable que cumpla con sus obligaciones empezando por los mandos directivos del sector salud cuyo titular es Donado Casas Escamilla.

En el ámbito ambiental, Oaxaca vivió una de las peores temporadas de incendios forestales, más de 50 mil hectáreas siniestradas, sin que las dependencias encargadas de atender y combatir los siniestros pudieran contener el fuego, que gracias a las lluvias se apagaron, de los contrario seguirían ardiendo los bosques. El titular de la Comisión Estatal Forestal, Aarón Juárez, a la fecha no ha iniciado las campañas de prevención de incendios forestales que están por iniciar.

En todo ello, parece que tiene mucho que ver la falta de una línea de mando en el Gobierno del Estado, donde pocos cumplen los compromisos, así sean indicaciones del propio gobernador, dejan que los problemas se enreden y terminen en conflictos, con bloqueo de oficinas, calles y carreteras o enfrentamientos violentos.

En administración de justicia, el ejemplo más claro es la detención de Arturo García Velázquez, presidente municipal de San Felipe Jalapa de Díaz, Oaxaca, (Morena). A menos de 24 horas, el fiscal General del Estado de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez, aseguró que no iba a quedar libre, pero un juez ordenó su liberación por falta de elementos. El senador de Morena, Salomón Jara Cruz, anunció que va a denunciar penalmente y promoverá un juicio político en el Senado de la República contra el fiscal por fabricar delitos.

Si bien es más fácil contar errores que aciertos, podemos decir que los hay en turismo y cultura, tal vez porque son nobles actividades o también logró disminuir la pobreza y mejoró los resultados de la economía del estado. Es de llamar la atención que sea considerado entre los 10 de los 32 gobernadores del país con la mejor situación personal.

Tres años son suficientes para que Alejandro Murat pueda mejorar los resultados que dependen de un trabajo en equipo y que los funcionarios cumplan los compromisos que hace el gobernador y acaten sus instrucciones, ya que ello al parecer es uno de los principales problemas de la actual administración estatal, que no hay línea de mando.

@MiguelAschulz

oaxacaentrelineas@gmail.com

jose

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.