La edil de Tezoatlán de Segura y Luna se ampara y denuncia a la Secretaria General de Gobierno y a su titular Héctor Anuar Mafud, por propiciar negociaciones bajo condiciones de tortura y humillación

Miguel Ángel Schultz

Familiares de la presidenta municipal de Tezoatlán de Segura y Luna Alexa Cisneros Cruz, solicitaron se aplique el protocolo de Estambul y buscaron el amparo de la justicia federal (Núm. de Expediente: 489/2020 Fecha del Acuerdo: 08/09/2020) en contra del secretario general de gobierno, Héctor Anuar Mafud Mafud y otros funcionario que consintieron que la edil haya sido sometida a humillaciones, tortura e incomunicación, desde el lunes 7 de septiembre, hasta las seis y media de la mañana del jueves 9 de septiembre, cuando fue liberada por Eloína León Vásquez agente municipal de Yucuquimi, que la sacó violentamente del palacio municipal donde se encontraba la edil.

En su escrito de solicitud del Protocolo de Estambul expresa Alexa Cisneros Cruz:

“fui sustraída con violencia de mis oficinas de la Presidencia Municipal (lunes 7 de septiembre 2020) junto con mi secretaria administrativa la C. BRIANA LAURA MORALES REYES, conducida contra mi voluntad a otra localidad que es la Agencia Municipal de Yucuquimi de Ocampo, donde fui encarcelada y se me hizo objeto de actos de tortura, castigos y tratamientos crueles, inhumanos y degradantes, ya que se convocó a la Asamblea de Ciudadanos ante la cual se me expuso, para informar sobre hechos o circunstancias que desconozco porque en todo momento se comunicaron en Lengua Mixteca que yo no hablo y nadie me tradujo sobre lo que se hablaba, pero algunos integrantes de la Asamblea asumieron una actitud violenta y de zarandeo de mi persona, amenazando con golpearme y lincharme.

Además, me quitaron mi teléfono celular para que no me pudiera comunicar, no me dieron alimentos ni agua y no me prestaron ropa para abrigarme a pesar de la lluvia y el frío que hacía y, cuando me devolvieron por momentos mi celular para comunicarme con mi familia, lo hicieron para tomarme fotografías comunicándome con mi familia que subieron a las redes sociales para crear la percepción que no estaba incomunicada y estaba en buenas condiciones.

Así, después de estar privada de mi libertad, incomunicada y sufriendo actos de tortura, castigos y tratamientos crueles, inhumanos y degradantes por más de sesenta y seis horas y, a pesar de los términos de la suspensión de plano decretada por ese Juzgado; como solución a los actos que conculcaban mis derechos fundamentales, con la connivencia de la Secretaría General de Gobierno: la Agente Municipal e integrantes de su Cabildo de Yucuquimi de Ocampo, me obligaron a firmar lo que ellos llaman una “minuta de acuerdos”, donde se establecieron con mi consentimiento viciado por violencia, “acuerdos” que a todas luces contravienen diversos artículos de la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados del Estado de Oaxaca, Ley de Coordinación Fiscal del Estado de Oaxaca, Ley Orgánica Municipal del Estado de Oaxaca y Ley de Coordinación Fiscal de la Federación.

Asimismo, se me obligó a asumir compromisos económicos que no podré cumplir, por lo que la posibilidad de que los actos de que fui víctima se repitan en un futuro inmediato por las mismas personas, al no poder dar cumplimiento a los acuerdos celebrados bajo violencia en mi contra, como condición para que hasta el día de ayer jueves diez de septiembre me pusieron en libertad a las seis horas con veintidós minutos; con la condición que el mismo día a las doce horas compareciera a la Secretaría General de Gobierno, para darle seguimiento a los “acuerdos” tomados, lo que desde luego implica la continuación de actos de castigo y degradantes, toda vez que se me revictimiza y obliga a estar nuevamente con las personas que ejercieron privación de mi libertad, aislamiento y tortura”.

En Oaxaca prevalece la violencia contra la mujer

Los acontecimientos de Tezoatlán de Segura y Luna, donde se agredió a Alexa Cisnero Cruz, que es una de la 72 mujeres presidentas municipales de los 570 municipios que la conforman, explica la violencia política que existe en Oaxaca en contra de la mujeres.

Las soluciones de los conflictos del gobierno de Oaxaca son acuerdos a medias, sostenidos con alfileres, que inducen a la trasgresión de la legalidad,.

Los acontecimientos de Tezoatlán de Segura y Luna pintan de cuerpo entero  el método de la Secretaria General de Gobierno, que preside Héctor Anuar Mafud Mafud, encargada de la política interna del Poder Ejecutivo, por ello  los conflictos le estallan en el rostro al gobernador Alejandro Murat Hinojosa, por lo que tiene, al final del día, que intervenir para enderezar entuertos y contar los muertos, que deja la violencia política que engendra, como sembrador de vientos.

Así quedó demostrado con la masacre que se registró en el municipios de indígenas ikoots San Mateo del Mar, ubicado en el Istmo de Tehuantepec, el pasado 21 de junio del 2020, donde también se fue agudizando el choque entre la cabecera municipal y sus agencias, que derivo en la matanza de 17 personas, hechos que aún no se aclaran, ni se imparte justicia a las víctimas.

Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.