“Lalito” donó órganos a cinco niños para una segunda oportunidad de vida

 * Es la primera donación multiorgánica pediátrica en el HGZ 68 del IMSS en Ecatepec

* 54 médicos especialistas en procuración de órganos y tejidos, dan cobertura a la red hospitalaria del IMSS en esta materia

Ciudad de México.- “Lalito”, de 13 años de edad, del municipio de Ecatepec, Estado de México, permitirá una segunda oportunidad de vida a cinco niños que recibieron de él córneas, hígado y riñones, lo que les permitirá prolongar su existencia y su desempeño diario, impedido por el desgaste o enfermedad de una parte importante de sus organismos.

Luego de haber sufrido muerte encefálica, de manera clínica y con estudio de electroencefalograma, familiares de “Lalito” decidieron donar esos órganos para dar una segunda oportunidad de vida a cinco  infantes que han vivido con la esperanza de un pronto trasplante.

El coordinador de Donación de Órganos y Tejidos del Hospital General de Zona (HGZ) número 68 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Alberto Ochoa Navarrete, quien tiene la especialidad en urgencia médico quirúrgicas, informó que la procuración de los cinco órganos fue efectuada por cirujanos especialistas el pasado lunes 23 de septiembre.

Indicó que el hígado y los dos riñones fueron enviados al Hospital de Pediatría del Centro Médico Siglo XXI y las dos córneas se canalizaron al Hospital de La Raza. Precisó que en el caso del corazón no fue posible encontrar el receptor ideal y no se procuró.

Ochoa Navarrete manifestó que “Lalito” ingresó al nosocomio por el servicio de Urgencias a las 18:30 horas del miércoles 18. El motivo de su ingreso fue traumatismo, un golpe en la cabeza. Informaron los papás que cayó de una azotea, de una altura de dos metros.

Refirió que cuando llegó el niño al centro hospitalario se le hizo una tomografía, se encontró que tenía un hematoma, un golpe que le estaba ocasionando un daño importante en el cerebro, por lo que se solicitó una valoración del servicio de Neurocirugía.

Se le trasladó al Hospital de Traumatología Magdalena de las Salinas, donde indicaron que ya no era candidato a tratamiento quirúrgico, y lo enviaron nuevamente al HGZ 68 para continuar con el manejo médico.

Posteriormente, se hizo una nueva tomografía y se encontró que tenía más inflamado el cerebro y la hemorragia era más grande. El día lunes, a las 10:30 horas, se le hizo una tercera tomografía, en la cual ya no se encontró flujo y se confirmó, por ley, el diagnostico de muerte encefálica.

“Al tener este diagnóstico, platicó con el papá de “Lalito” y me dice que sí aceptan la donación de los cinco órganos”, reveló el especialista.

* 54 médicos especialistas en procuración de órganos y tejidos, dan cobertura a la red hospitalaria del IMSS en esta materia

Detectar, seleccionar y evaluar a potenciales candidatos a ser donadores de órganos, además de acercarse a los familiares para sensibilizarlos y solicitar su consentimiento para tal fin, es la misión primordial de los 54 coordinadores Hospitalarios de Donación que operan en la red de hospitales del IMSS en todo el país.

Estos médicos internistas, intensivistas, urgenciólogos o pediatras, principalmente, están habilitados para diagnosticar muerte encefálica y a diferencia de otras instituciones, en el IMSS son especialistas capacitados por el Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra) para hacer esta función, explicó Érika Rivera Durón, jefa de Donación, de la Coordinación de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos del IMSS.

Desde 2005, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Cenatra y el IMSS crearon esta figura a través de un diplomado avalado por la UNAM, pero fue en 2008 cuando el Seguro Social introdujo en su organigrama al coordinador Hospitalario de Donación, especialista con categoría de jefe de servicio, lo que facilita el trabajo conjunto con sus pares y a la vez, agiliza los procesos, expuso.

Del 2009 a la fecha, subrayó, los protocolos que sigue el personal de salud del IMSS en este campo han hecho posible la procuración de cinco mil 590 órganos: corazón, hígado, pulmón, riñón y páncreas; y tejidos: córnea, piel, válvulas cardiacas: así como tejido músculo esquelético: hueso y tendones, que brindan una segunda oportunidad de vida a sus beneficiarios.

Rivera Durón informó que en el territorio nacional, el Instituto cuenta con una red de 77 hospitales de segundo y tercer nivel para procuraciones y donaciones, todos con licencia sanitaria expedida por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

La creación de esta figura, dijo la médico neuro intensivista, obedece a la necesidad de coordinar todo el proceso de donación, desde la identificación de un potencial donante, ordenar estudios para corroborar la muerte encefálica y de riesgo serológico.

Además, hacer la petición a la familia; mantener la coordinación con el Comité Interno de Trasplantes del hospital durante el proceso de procuración de órganos y tejidos, y facilitar la coordinación entre los equipos médicos encargados de la extracción y trasplante de éstos, señaló.

Destacó que en su preparación, el coordinador Hospitalario de Donación también recibe capacitación para la toma de córnea y otros cursos extraordinarios, entre ellos, para comunicación en situaciones críticas.

Estos especialistas son los únicos legalmente habilitados para hablar con los familiares y conocer su decisión de donar los órganos, para lo cual se auxilian de médicos pasantes del servicio social de medicina para detectar probables candidatos a donadores, subrayó.

Señaló que incluso cuando se cuenta con la información precisa sobre los órganos que existen para trasplantar, verifica la logística para su traslado; prepara los quirófanos, ambulancias y al final, este servidor público constata que el cuerpo del donador se prepare de una manera digna para entregarlo y agradecer a los familiares.

La jefa de Donación del IMSS resaltó que la Ley General de Salud establece que los órganos que se procuran en hospitales públicos, van a instituciones públicas y ahí mismo, si se cuenta con el programa, se realizará el trasplante.

Cuando el Seguro Social no tiene receptores para un órgano por incompatibilidad de tipo de sangre, peso y talla con el receptor, el órgano pasa a otra institución pública, como las secretarías de Salud, de la Defensa Nacional y la de Marina, así como el ISSSTE, detalló.

Luego de señalar que los órganos no se venden, aclaró que si no cuentan con un receptor, el listado de requirentes del Cenatra contempla también a instituciones privadas. En todos los casos, se da prioridad a la gravedad del paciente y/o a la antigüedad del mismo.

Explicó que cuando el paciente requiere un trasplante urgente, debe notificarse al Cenatra para ser valorado por especialistas en la materia como una “urgencia nacional”. El Centro Nacional de Trasplantes dará aviso a todas las unidades hospitalarias con programa de donación para poder resolver la eventualidad dentro de las primeras 48 horas. De esta forma, el órgano que surja, corazón o hígado, será para esa persona.

Para ser donador voluntario de órganos y tejidos se puede consultar la página de Internet del Centro Nacional de Trasplantes: https://www.gob.mx/cenatra/ o ingresar a http://www.imss.gob.mx/salud-en-linea/donacion-organos donde podrán acreditarse como donadores.

jose

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.