Oficializa Senado puesta en vigor del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado

* Las modificaciones significan una transformación de carácter moral, señala el Dictamen

Ciudad de México.- El Senado de la República aprobó con 57 votos a favor, siete en contra y cinco abstenciones el Dictamen a la Minuta que modifica la denominación actual del Instituto de Administración de Bienes y Activos por la de Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado.

El Dictamen precisa que el nombre contribuye con la nueva política que se está implantando dentro del organismo, principalmente en la erosión de las malas prácticas con las que se había desempeñado y la oscuridad al momento de realizar gestiones con los bienes y activos de la Federación que debían ser administrados en favor y beneficio de la población.

Señala que las modificaciones significan una transformación de carácter moral en el funcionamiento de uno de los órganos de la Administración Pública Federal, cuya función es trascendental para la administración de los bienes públicos.

Se reforman la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal; la Ley Federal para la Administración y Enajenación de Bienes del Sector Público y el Artículo Séptimo Transitorio del “Decreto por el que se expide la Ley Nacional de Extinción de Dominio; y se reforman y adicionan diversas disposiciones del Código Nacional de Procedimientos Penales, de la Ley Federal para la Administración y Enajenación de Bienes del Sector Público, de la Ley de Concursos Mercantiles y de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal”, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 9 de agosto de 2019.

Al presentar el Dictamen, el senador y presidente de la Comisión de Gobernación, Cristóbal Arias Solís, dijo que la modificación contribuye al fortalecimiento del Estado de Derecho, de las finanzas públicas y del sistema económico-financiero.

Se pretende que los servidores públicos encargados de la administración y gestión de los bienes de la Federación conformen una nueva conciencia respecto a la naturaleza de la función de este organismo.

A su vez, la senadora y presidenta de la Comisión de Estudios Legislativos, Segunda, Ana Lilia Rivera Rivera, dijo que la modificación tiene un valor histórico y simbólico relevante para la sociedad. Implica un manifiesto de la convicción del Gobierno de recuperar todo bien del cual fue despojada la sociedad.

En contra, la senadora del Partido Acción Nacional (PAN), Alejandra Reynoso, señaló que el cambio de nombre es una ocurrencia que no tendrá ninguna implicación benéfica, porque no crea una institución nueva y tampoco le da nuevas facultades. Solo cambia el nombre para cumplirle “el capricho al presidente de la República”.

A favor del Dictamen, el senador Martí Batres Guadarrama dijo que hay que hablar con claridad, pues a veces para evitar la comunicación con el pueblo se utilizan nombres muy técnicos que impiden que la gente se entere de qué se trata y cuál es el fin de una institución. Con esta reforma, consideró, quedará muy claro para la sociedad que existen mecanismos para recuperar bienes que son producto del crimen o de la corrupción.

Del PRI, la senadora Nuvia Magdalena Mayorga Delgado advirtió que esta reforma violenta un acuerdo político entre todos los grupos parlamentarios, toda vez que en julio pasado, para votar en favor de la nueva Ley Nacional de Extinción de Dominio, se convino que no se llamaría Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, sino Instituto de Administración de Bienes y Activos.

jose

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.