Presentarán “Secreto Azteca” descendientes de Moctezuma, Nezahualcóyotl e Iturbide

* Propone una nueva versión de la historia “sin odios”

* Se dará a conocer el verdadero origen según la arqueología: “Una historia mucho más espectacular y hoy desconocida para millones – una épica de la magnitud de la guerra de Troya”

Ciudad de México.- “Secreto Azteca” (Grijalbo), libro del escritor Leopoldo Mendívil López, se presentará en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, el 1 de diciembre y en el Club de Periodistas de la Ciudad de México, este 20 de noviembre -en ambos casos a las 13:00 horas-.

Participarán los descendientes de la estirpes del rey Azteca Nezahualcóyotl -Gloria Hernández-; el primer emperador mexicano Agustín de Iturbide -José Roquero de Teresa-; y del emperador Moctezuma -Ituriel Moctezuma Romero-; así como Humberto Hernandez Haddad, subsecretario de Turismo; Xicohténcatl Delgado, cronista tlaxcalteca; Tomás Ángeles Dauahare, ex subsecretario de la Defensa General y Federico Vale Chirinos y Alfonso Collignon, periodistas.

Revelarán cómo fue creada por intereses políticos la versión que hoy los mexicanos creemos de nuestro pasado, incluyendo la historia mítica de la tribu migrante que presuntamente “encontró” un águila parada sobre un nopal “devorando una serpiente”; historia que, como lo demuestra el libro que se presentará “Secreto Azteca” (Grijalbo), fue inventada mucho tiempo después del supuesto acontecimiento pero hoy constituye nada menos que el escudo nacional y símbolo fundamental del país y base de su identidad.

El libro detalla las muchas alteraciones que ha sufrido ese mito a lo largo de siglos: primero por parte de los propios mexicas para dominar al entorno; después por los españoles y, finalmente, por los gobiernos del México “independiente” que en tiempos de la “Revolución” manufacturaron la hoy prevaleciente “historia de bronce” o “verdad oficial” que estableció quiénes debían ser héroes y quienes villanos.

Presentarán una nueva versión de la historia en la que ya no hay “malos” ni “buenos” sino un solo país construido con la suma de todos sus antepasados: Españoles, mexicas, tlaxcaltecas, mayas, etc.; todo ello sobre la plataforma de datos objetivos y con la proposición de reunificar al mexicano y dar por terminada la división y la polarización “histórica”, para dar paso a la “fusión”.

Para ello es crucial en la trama de “Secreto Azteca”: Una historia ocurrida cien años antes de la llamada “conquista” y desconocida para el 95 por ciento de los mexicanos: una guerra colosal pre-hispánica “entre el bien y el mal” comparable en magnitud a la guerra de Troya y a las batallas más titánicas descritas en la Biblia: un suceso que enfrentó en combate a medio millón de seres humanos y que fue protagonizado por los fundadores del Imperio Azteca cuando fueron jóvenes: Nezahualcóyotl, Moctezuma Ilhuilcamina y Tlacaélel, con su tío Itzcóatl.

Los jóvenes mexicanos actuales desconocen prácticamente en su totalidad este momento homérico de su pasado porque desde hace siglos la mente mexicana se concentró en el “episodio triste de la conquista”, condicionamiento mental que ha hecho mucho daño a los mexicanos.

“Secreto Azteca” propone abandonar por un momento la obsesión por la “conquista” y escarbar los tres mil años anteriores a ella, en busca de las raíces enigmáticas más profundas tanto por el lado de las civilizaciones mokaya -nativo americanas-, como por el lado de Hispania. El libro explora si el mito de “Aztlán” es sólo una fantasía o si procede de un evento real en el pasado.

Analiza también la “verdad negra” del héroe-dios Quetzalcóatl, por el efecto que ha causado a los mexicanos, y propone sacar del entierro a un verdadero héroe hasta hoy prácticamente borrado: Xólotl, el verdadero padre de lo que hoy llamamos “México”.

“Secreto Azteca” propone que gran parte del subdesempeño o subdesarrollo de México, en lugar de ser una potencia, se debe a la visión polarizada de su propia historia -lo que ha generado siempre divisionismo y enfrentamiento entre los mismos mexicanos-.

Así como a los “héroes oficiales” impuestos por el Estado en la “historia de bronce”: Héroes mártires o perdedores que muestran y proyectan historias tristes y de hecho trágicas como Cuauhtémoc, Madero, los Niños Héroes, cuando existen.

Por el otro lado, héroes triunfadores que pueden enseñar y programar a los niños para triunfar, como Xólotl, Nezahualcóyotl, Itzcóatl, el propio Hernán Cortés y otros personajes sujetos de una actual revaloración histórica.

La presentación se llevará a cabo este sábado 20 de noviembre a las 13:00 horas en punto en el Club de Periodistas de México, ubicado en la calle Filomeno Mata número 8, Centro Histórico de la Ciudad de México.

josé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*