Reforma política del Distrito Federal, deuda pendiente ante los ciudadanos

Senadora de la República
Una vez más incurrieron en omisión deliberada dañando los derechos de la ciudadanía del DF
POSICIONAMIENTO

México, DF., 02-ene-2015.- La Reforma Política del Distrito Federal es una deuda pendiente de todos los partidos, del Congreso de la Unión y el gobierno federal para con los habitantes del Distrito Federal, de esta generosa, vital, libertaria y progresista Ciudad de México, el epicentro de nuestra democracia.

Entre más democracia tengamos hay mayor participación ciudadana y mayor control del presupuesto público; se convierte en una mejor administración y en una garantía de cumplimiento de sus derechos constitucionales.

La Ciudad de México ha tenido un trato muy injusto e inequitativo a pesar de que es la entidad que mayor riqueza aporta al país.

En esencia, la iniciativa que debió aprobarse el 15 de diciembre pasado plantea un trato similar para la ciudad al que reciben los estados de la Federación; pasa a ser entidad federativa con autonomía en su régimen interior y deja de ser Distrito Federal para ser la Ciudad de México.

Los habitantes se organizarán conforme a su propia voluntad a través de una Constitución local.

Se garantiza que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal pase a ser Congreso local con facultades plenas; que haya rotación en sus órganos de gobierno y forme parte del constituyente permanente.

Se establece que el gobierno de las delegaciones pase a ser alcaldías donde haya un alcalde y un consejo y estos se elijan por voto universal, directo y secreto de sus habitantes; se aumentan sustancialmente las facultades de las alcaldías. Se establece un Fondo de Capitalidad.

El Jefe de Gobierno del Distrito Federal podrá nombrar y remover al titular de la Seguridad Pública; se amplían las potestades contributivas del Jefe de Gobierno; se crea un Régimen de Coordinación Metropolitano.

Se establece la necesidad de una Asamblea Constituyente que apruebe la primera Constitución de la Ciudad de México, entre muchos, muchos importantísimos avances; sin embargo, el día 15 de diciembre a llegar el momento de votar esta importante reforma, el PRI, el PAN y el Partido Verde reventaron el quórum y se tuvo que cancelar la sesión.

Una vez más incurrieron en omisión deliberada dañando directamente los derechos de la ciudadanía del Distrito Federal. Por ello, propusimos que se abra un periodo extraordinario de sesiones para dejar perfectamente claro quiénes son los que están en contra de los habitantes de esta generosa e importantísima Ciudad de México.

Sen. Dolores Padierna Luna
Vicecoordinadora del Grupo Parlamentario PRD

josé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.