Sanea Ayuntamiento de Oaxaca acueducto de San Felipe en el Barrio de Xochimilco

* Con la orientación del INAH, se llevaron a cabo acciones de limpieza y retiro de fauna nociva en este importante monumento histórico

Oaxaca de Juárez, Oaxaca.- La Coordinación Ejecutiva del Centro Histórico del Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, con el apoyo de la Subdirección de Protección Civil y del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), llevó a cabo acciones de limpieza y retiro de fauna nociva en el acueducto de San Felipe, a la altura de los arquitos del Barrio de Xochimilco, en el marco de la preservación de los monumentos históricos de la ciudad.

Entre la calle Cosijopí y la calzada Niños Héroes de Chapultepec, cuadrillas adscritas a la Coordinación Ejecutiva del Centro Histórico retiraron desechos que representaban un taponamiento al cauce del acueducto; el INAH brindó la asesoría especializada para limpiar este sitio y evitar daños a la piedra de este importante monumento histórico patrimonio de las y los mexicanos.

Luego de resaltar la importancia de emprender estas acciones ante las lluvias que se han presentado en el territorio capitalino y la zona metropolitana, la coordinadora Ejecutiva del Centro Histórico, Alicia Bueno Velasco, dijo que “seguimos creando lazos institucionales con dependencias de otros órdenes de Gobierno para trabajar en el cuidado de estos importantes inmuebles, que son patrimonio de todas y todos”.

A su vez, el subdirector de Protección Civil, Manuel Aguirre Cuéllar, puntualizó que personal asignado a esta dependencia municipal dio atención a una solicitud realizada por vecinas y vecinos de la parte sur del Barrio de Xochimilco, quienes, además de solicitar el saneamiento de este acueducto, pidieron la intervención para retirar ramas de un árbol y hojas secas que generaban la obstrucción en el acueducto, lo cual representaba un riesgo para las familias que habitan en la zona.

Por su parte, María del Refugio Gutiérrez Rodríguez, restauradora del INAH, acompañada de Raúl Pacheco Pérez, arquitecto de la Sección de Monumentos Históricos del Centro INAH-Oaxaca, explicó que el procedimiento que se siguió para el retiro de maleza en el acueducto se basa en la aplicación de herbicida con algodón y un plástico, material que posterior a 20 días se quita para poder retirar la maleza sin dañar el monumento.

josé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*