Avanza Sinaloa hacia la transformación de los servicios de salud para personas sin seguridad social

* Autoridades federales y estatales instalan mesa de transición para la implementación y operación del programa IMSS-Bienestar

* El desafío es llevar atención médica y medicamentos gratuitos hasta los lugares más remotos: Alcocer Varela

* Se requieren recursos por mil 735 millones de pesos para subsanar las brechas: Zoé Robledo

* Estas acciones garantizan atención de calidad: Juan Antonio Ferrer Aguilar

Culiacán, Sinaloa.- La transformación de los servicios de salud reconoce a las personas como sujetos de derecho, no como objetos de mercado y humaniza la atención médica, afirmó Jorge Alcocer Varela, secretario de Salud, al firmar con Zoé Robledo Aburto, director General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y Rubén Rocha Moya, gobernador de Sinaloa, el acta de integración de la Mesa de Transición para la Implementación y Operación del Programa IMSS-Bienestar.

Alcocer Varela puntualizó que el proceso representa un desafío histórico porque está enfocado en lograr la corresponsabilidad de las y los pacientes en el autocuidado de su salud y personal suficiente en las unidades médicas para que quien llega a un hospital “no lo bloqueen desde la entrada porque no hay médico, porque no hay tiempo o porque ya se fueron”.

La encomienda del presidente Andrés Manuel López Obrador es hacer efectivo el derecho a la salud establecido en el Artículo 4º de la Constitución, mediante atención médica y medicamentos gratuitos, sobre todo para quienes viven en los lugares más remotos donde resulta prioritaria y de gran importancia la intervención humanista del personal de salud, señaló.

Subrayó que el objetivo es la federalización de los servicios a través del modelo IMSS-Bienestar, debido a que la experiencia ha demostrado que no funcionó haber trasladado la responsabilidad y el presupuesto a los estados, por lo que es necesario cambiar y fortalecer la estrategia de manera coordinada.

La federalización, detalló, implica la libre participación y decisión de las autoridades estatales y del personal sanitario; respeto a los derechos laborales y continuidad de los servicios médicos durante el proceso.

Alcocer Varela señaló que la Mesa de Transición para la Implementación y Operación del Programa IMSS-Bienestar permitirá aclarar dudas del personal médico y personas usuarias de los servicios, sobre el funcionamiento de este nuevo modelo.

En la ceremonia que se realizó en Palacio de Gobierno, Robledo Aburto indicó que la transformación del sistema de salud en Sinaloa debe asumirse de la misma manera en que se atendió la pandemia de Covid-19, con la participación de todas y todos.

Explicó que el sistema de salud se deshumanizó con el Seguro Popular, ya que sólo fue un esquema de financiamiento que no contaba con unidades médicas. Se dejó de lado al programa IMSS-Bienestar y se privilegió un modelo de personas enfermas.

El titular del IMSS detalló que del 14 de febrero al 1 de marzo de 2022 se hizo el levantamiento de campo en esta entidad, con el propósito de identificar necesidades en cuanto a personal, infraestructura, equipamiento e insumos.

En ese sentido, apuntó que se requieren recursos por mil 735 millones de pesos para subsanar las brechas. Esta inversión debe hacerse de manera integral con el Gobierno del Estado y las instituciones de salud para lograr que se ejerza de forma correcta.

Robledo Aburto subrayó que el impacto de estas acciones de transformación se reflejará de forma favorable en la salud de las personas, ser resolutivos ante la enfermedad y, sobre todo, prevenirla. “Levantar el sistema de salud es hacer historia, y la historia siempre es mejor hacerla juntos”, dijo.

A su vez, el director General del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), Juan Antonio Ferrer Aguilar, dijo que la federalización de los servicios forma parte del modelo IMSS-Bienestar. Hasta esta fecha se han sumado 15 entidades federativas. Contempla contar con suficiente personal médico, medicamentos, equipamiento e infraestructura digna en todos los hospitales y centros de salud del país.

Agregó que este modelo también tiene el propósito de regularizar a nivel nacional las plazas de 121 mil profesionales para que cuenten con todas las prestaciones laborales y seguridad laboral.

Al referirse a la mesa de trabajo instalada en Sinaloa, Ferrer Aguilar manifestó todo el apoyo del Insabi para la entidad, en beneficio de las y los sinaloenses sin seguridad social. “Nos estamos poniendo de acuerdo todos porque esto favorece a la gente y es lo que estamos empeñados en hacer para transformar el sistema de salud del país”.

En su mensaje, Rocha Moya destacó que este programa beneficiará a una población objetivo de 620 mil sinaloenses que no tienen esquema de seguridad social. Se trata de que gocen del derecho a la salud como cualquier otro trabajador derechohabiente.

El mandatario sinaloense consideró que es un extraordinario planteamiento que se perfecciona con el trabajo coordinado entre la Secretaría de Salud, el IMSS y el Insabi para atender las necesidades de salud en todos los municipios.

Por su parte, el secretario de Salud de Sinaloa, Cuitláhuac González Galindo, destacó que la instalación de esta mesa de trabajo representa la suma de esfuerzos para mejorar la salud de niñas, niños, adolescentes, hombres, mujeres y personas adultas mayores, y puso como ejemplo la inversión en el Hospital Pediátrico para activar el programa de cirugía cardíaca.

González Galindo mencionó que la prioridad de los servicios de salud de Sinaloa es mejorar la infraestructura y equipamiento de las unidades médicas, así como las condiciones laborales de las y los trabajadores.

josé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*