Catea y asegura Fiscalía de Oaxaca bar como parte de una investigación tras denuncia por agresión

Oaxaca de Juárez, Oaxaca.- La Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) informó que realizó un cateo en el inmueble que ocupa el bar “Fandango”, como parte de las investigaciones derivadas de una agresión física contra dos personas del sexo masculino, quienes resultaron con lesiones de gravedad que ameritaron atención médica especializada, por lo cual pusieron una denuncia penal.

Los hechos ocurrieron la madrugada del martes 26 de julio de 2022, cuando las víctimas pasaban frente a dicho establecimiento ubicado sobre la calle Porfirio Díaz esquina con Allende, en el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca de Juárez; tras una breve discusión, varias personas que laboran en el bar “Fandango” los agredieron a golpes.

A consecuencia de dicha agresión, las víctimas resultaron con lesiones de gravedad en diferentes partes del cuerpo, por lo que requirieron atención médica especializada.

Luego de que la FGEO recibió la denuncia por los hechos probablemente delictuosos, se ordenaron diversos actos de investigación y atendiendo a que los hechos fueron sobre la calle Porfirio Díaz, frente al bar “Fandango” se solicitó al dueño, encargado o representante legal de dicho negocio que proporcionara el registro video gráfico de las cámaras de seguridad.

Sin embargo, al no proporcionarlas de manera voluntaria y para no perder evidencia, se solicitó al juez de Control autorización de libramiento de orden de cateo a fin de asegurar el DVR o SD del circuito cerrado.

Luego de que la orden de cateo fuera librada, el miércoles 27 de julio se ejecutó el mandato judicial en donde fue asegurado el contenido de video y durante la ejecución del mismo se descubrió un delito diverso y, al tratarse de un hecho probablemente delictuoso, se inició una investigación y se aseguró el bien inmueble.

Los actos de investigación realizados por la Fiscalía están justificados y apegados a lo que establece la Ley, además que el cateo se ejecutó con el aval y la orden de un juez; es decir, no hubo dolo ni mucho menos se trató de un acto arbitrario.

Además, el contenido de los videos muestra que durante la agresión, los trabajadores de este negocio ignoraron cualquier protocolo de seguridad ni se observan acciones que justifiquen su conducta.

También se investigan diversas denuncias recibidas por la FGEO, en las que varias víctimas han manifestado que fueron agredidas por personal de dicho establecimiento.

josé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*