El Secretario General de la ONU, Guterres emplaza a los gobiernos a actuar de inmediato contra la trata, un delito con pocos riesgos para los delincuentes

La mitad de las víctimas en los países de bajos ingresos son niños. Las nuevas tecnologías sirven a los criminales para explotar a los más vulnerables.

El Secretario General de la ONU instó este jueves a los Estados a tomar medidas urgentes contra la trata de personas. En su mensaje por el Día Mundial contra ese delito, el titular de la Organización remarcó que los niños representan un tercio de las víctimas afectadas por este flagelo que se ha triplicado durante los últimos 15 años.

“La mitad de las víctimas en los países de bajos ingresos son niños, y a la mayoría de ellos se los somete a trata para obligarlos a realizar trabajos forzosos. En todo el mundo, los criminales se valen de la tecnología para identificar, controlar y explotar a las personas vulnerables. Los niños son, cada vez más, blanco de las plataformas en línea para la explotación sexual, el matrimonio forzado y otras formas de abuso”, destacó.

António Guterres añadió un nuevo elemento a tener en cuenta con la trata: la pandemia del coronavirus. El titular de la ONU destacó que la COVID-19 ha empujado a la pobreza extrema hasta 124 millones de personas y que “muchos millones de ellas” quedaron expuestas a esta forma de tortura.

La trata supone “riesgos menores” y “altas ganancias” para los delincuentes

 La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Oficina del Representante Especial del Secretario General sobre Violencia contra los Menores se unieron al mensaje de Guterres y pidieron a los gobiernos incrementar sus acciones contra la trata mediante un “esfuerzo aún más concertado para combatirla”.

 Ambos destacaron que, pese a los progresos registrados durante los últimos 20 años, la trata de personas, y en particular la de menores, todavía es un delito que conlleva “riesgos menores” y “altas ganancias” para los delincuentes.

 Según datos de datos de la OIM y UNICEF, ocho de cada diez menores migrantes que viajan por la Ruta Central del Mediterráneo hacia Europa fueron víctimas de explotación la cual puede incluir trata. Muchos de los niños que emprenden esa ruta son retenidos contra su voluntad y obligados a trabajar, o bien nunca se les entrega la paga por su trabajo.

 En el ámbito positivo, destacaron como avance que la mayoría de los países cuentan actualmente o están implementando leyes sobre la trata de personas y que se están realizando importantes esfuerzos para capturar y juzgar a los tratantes, junto al amplio reconocimiento de los derechos y las necesidades de las personas víctimas de la trata de acceder a protección y asistencia adecuadas.

La trata tiene rostro mayoritariamente femenino

 Por su parte, las Naciones Unidas en México llamaron a garantizar “una asistencia integral y una respuesta basada en derechos” que sirva para empoderar a las personas sobrevivientes, les provea seguridad y garantice acceso a la justicia.

 La oficina de la ONU en el país norteamericano indicó que el Reporte Mundial de Trata de Personas 2020 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) destaca que este delito sigue afectando principalmente a mujeres y niñas con 65 % de las víctimas identificadas.

 El estudio también refleja un aumento de 8% de los niños detectados en comparación con el reporte anterior de 2018.

Lanzamiento de la Campaña de la ONUDC

 Coincidiendo con la celebración del Día Mundial contra la Trata, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) ha lanzado una campaña titulada “La voz de las víctimas marca el camino”, cuyo objetivo es destacar las historias no contadas de las víctimas y su papel en la lucha contra la trata.

 La directora ejecutiva de la Oficina, Ghada Waly, señaló que “las voces de las víctimas son fundamentales para prevenir la trata, apoyar a los supervivientes y llevar a los autores ante la justicia”. A continuación, señaló que la pandemia del COVID-19 ha agravado la vulnerabilidad a la trata y afirmó que “la colaboración de las víctimas es más importante que nunca”.

 La agencia ayuda a los países y a todas las partes interesadas a aplicar el Protocolo contra la trata de personas y a desarrollar enfoques centrados en las víctimas.

A través del Fondo Fiduciario de Contribuciones Voluntarias de las Naciones Unidas para las Víctimas de la Trata de Personas, la agencia también proporciona un apoyo esencial a las víctimas, y ayuda a empoderarlas como parte de la respuesta.

Waly llamó a todos los Estados miembros a apoyar el fondo y su implicación para ayudar a difundir las historias de las víctimas.

Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*