La aplicación de la justicia no se refleja en el combate a la inseguridad: López Rabadán

* La senadora organizó el Conversatorio “Retos y Oportunidades a 11 Años de la Reforma al Sistema Penal en México”

Ciudad de México.- A 11 años de la Reforma al Sistema Penal, México ha vivido cambios significativos en la aplicación de la justicia, menos en el combate a la inseguridad, por lo cual es momento de hacer un alto en el camino para ver qué ha funcionado y qué se necesita mejorar en los espacios de toma de decisiones para que se puedan generar mejores leyes, afirmó la senadora Kenia López Rabadán.

“Es evidente que necesitamos hacer una reflexión de qué sí ha funcionado y qué no ha avanzado en las instituciones en beneficio de la aplicación de la justicia, señaló la legisladora del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, durante el Conversatorio “Retos y Oportunidades a 11 Años de la Reforma al Sistema Penal en México”.

Y aquello que no haya funcionado, es un momento trascendente para que en esta nueva lógica de administración, de esta nueva conformación legislativa, en estos pesos y contrapesos que tenemos los grupos parlamentarios, podamos generar mejores leyes”, expresó.

Reiteró que “hemos vivido cambios trascendentes y significativos en estos 11 años, pero sobre todo en términos de seguridad, pero lamentablemente diría yo, de inseguridad. Cuando hacemos una reflexión y un balance, necesitamos entender qué está pasando en los espacios de toma de decisiones”.

“La posibilidad que desde el Senado podamos hacer esta reflexión para entender qué es lo que se necesita mejorar, qué es lo que no ha funcionado, pues lo que la ciudadanía espera de nosotros es un mínimo de congruencia”, subrayó López Rabadán.

A su vez, Óscar Eduardo Ramírez Aguilar, senador y presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, comentó que a 11 años de esa reforma se deben hacer evaluaciones legislativas sobre qué no ha funcionado. En el caso de la prisión preventiva oficiosa y todo el esquema acusatorio deben evaluarse en coordinación con las instituciones de procuración de justicia.

Por su parte, Pablo Héctor González, magistrado presidente del Tribunal de Justicia de Chihuahua, afirmó que es erróneo pensar que con cambiar una ley cambia la realidad. ¿Qué justicia queremos para nuestros hijos y nosotros?, preguntó. Sólo con cambios profundos se puede acercar a la perfección de la ley. El reto es aplicarla en busca de hacer justicia, donde las pruebas se desahoguen en una audiencia, subrayó.

Rubén Francisco Pérez Sánchez, coordinador general de Seguimiento de Recomendaciones y Asuntos Jurídicos de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), comentó que a 11 años de la aplicación de la norma, la sociedad percibe una mala aplicación de la justicia.

Indicó que desde la perspectiva de quejas y recomendaciones no se ha logrado la protección de los derechos humanos y aún prevalecen delitos como la detención ilegal y la tortura, entre otras violaciones graves. En general no hay confianza ciudadana en la aplicación de la justicia.

También asistieron las senadoras Indira de Jesús Rosales San Román y Xóchitl Gálvez, ambas del PAN; Paulina Téllez, titular de la Unidad de Apoyo al Sistema de Justicia de la Secretaría de Gobernación y Constancio Carrasco Daza, magistrado titular de la Unidad para la Consolidación del Nuevo Sistema Penal del Consejo de la Judicatura Federal, entre otros invitados.

jose

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.