Llama Defensoría de Oaxaca a la civilidad política, ante la jornada electoral

Oaxaca de Juárez, Oaxaca.- La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) llamó a los partidos políticos y sus simpatizantes, actores, candidatas y candidatos de la actual contienda electoral, a que actúen con civilidad y respeto en la recta final de la contienda, así como en la jornada de este domingo 6 de junio y posterior a la misma.

Asimismo, pidió a la ciudadanía acudir a las urnas siguiendo todos los protocolos sanitarios, puesto que con ello ejercen su derecho a la participación y contribuyen a la consolidación democrática del estado y del país.

El ombudsperson Bernardo Rodríguez Alamilla solicitó a las autoridades federales y estatales garantizar antes, durante y después de la jornada, condiciones de seguridad para las y los postulantes de la contienda electoral, sus familiares y para la ciudadanía que elegirá a sus autoridades.

Reiteró la relevancia del actual proceso, en el que tan solo en Oaxaca se renuevan 25 diputaciones de mayoría relativa, 17 de representación proporcional, 153 presidencias municipales, 162 sindicaturas, mil 72 regidurías; y a nivel federal, se eligen 10 diputaciones.

Afirmó que es indispensable evitar que se desborden los ánimos de la contienda y priorizar la competencia limpia, con pleno respeto de los derechos humanos, puesto que ello permitirá también garantizar a las y los oaxaqueños, el ejercicio pleno de su derecho de elegir a sus representantes.

Rodríguez Alamilla advirtió que, frente a la cercanía de la jornada electoral del próximo 6 de junio, es urgente establecer mecanismos de actuación que permitan el desarrollo de una jornada pacífica.

Lo anterior, frente al contexto registrado en la entidad, en el que se han presentado homicidios, amenazas, ataques y agresiones de distinta índole contra aspirantes de diversos partidos y/o coaliciones.

Apuntó que, en lo que va de 2021, el organismo autónomo ha iniciado 39 expedientes relacionados con violencia política contra aspirantes a algún cargo de elección popular.

Aunada a la complejidad política de la elección, Rodríguez Alamilla sostuvo que la pandemia por Covid-19 ha provocado condiciones no experimentadas con anterioridad, por lo que el actual proceso electoral resulta un reto para el ejercicio pleno de los derechos políticos de las y los electores, así como de los participantes.

De tal forma que, reiteró la importancia de que todos los actores involucrados en la jornada electoral se conduzcan con pleno apego a la ley y con civilidad política, de lo que dependerá que el próximo 6 de junio sea una jornada respetuosa de los derechos humanos.

josé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*