Migración en frontera sur debe atenderse bajo un enfoque de desarrollo integral de la región

* No se debe considerar a esta zona “el muro de un país que cumple asignaturas que no le corresponden”: Paredes Rangel

Ciudad de México.- La senadora Beatriz Paredes Rangel hizo un llamado para que en la atención del fenómeno migratorio no se considere a la frontera sur de México como “el muro de un país que cumple asignaturas que no le corresponden”, sino como una “catapulta para el desarrollo de la región”.

La legisladora del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional insistió en poner en marcha una estrategia integral, con inversión, formación adecuada de personal migratorio y uso de tecnología, que a su vez permita la generación masiva de empleos en el sur del país y el norte de Guatemala.

Durante el seminario virtual “El fenómeno migratorio visto desde la frontera sur”, organizado por el Centro de Estudios Internacionales Gilberto Bosques, dijo que es necesario generar un “gran parque industrial agroalimentario” en la zona, para capitalizar las actividades primarias e impulsar la exportación.

“Podemos lograr que una parte de Centroamérica y el sur de México sean un circuito de abasto alimentario muy importante para los países del Caribe”, apuntó Paredes Rangel.

La senadora de Morena, Nancy Sánchez Arredondo, mencionó que el flujo de migrantes que cruza por el territorio nacional parece más un éxodo, por lo que consideró necesario trabajar en coordinación con las organizaciones de la sociedad civil, “quienes tiene la experiencia”, para lograr que México sea más sensible y consciente del fenómeno migratorio.

Por su parte, Nadia Navarro Acevedo, senadora del PAN, se sumó al trabajo de las organizaciones de la sociedad, a quienes puso a disposición la Comisión de Relaciones Exteriores América Latina y el Caribe en el Senado para buscar soluciones al tema.

Luego de lamentar que las alertas migratorias no estén reglamentadas, Katherin Ramírez, del Centro de Estudios Internacionales Gilberto Bosques, advirtió que la falta de regulación de estos mecanismos coloca a los migrantes en una situación de vulnerabilidad, ya que pueden ser víctimas de la delincuencia organizada, además de vivir en la irregularidad y perder la condición de refugiados.

Verónica Ruiz Lagier, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), expuso la agenda pendiente con los refugiados guatemaltecos, sobre todo la necesidad de solventar la ausencia de un programa de integración regional, así como la falta de reconocimiento de la carta de naturalización por el personal de las instituciones estatales y federales que atienden el desarrollo social.

En su participación, Martha Luz Rojas Wiesner, investigadora del Colegio de la Frontera Sur, comentó que en México ya existen recursos que permiten a los migrantes regularizar su situación dentro del territorio nacional y se han llevado a cabo programas que han atendido a alrededor de 50 mil personas que solicitaron su estancia legal en el país.

josé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*